El proyecto Eco city 2020: Una impresionante ciudad subterránea en Siberia


Eco-city 2020 in Eastern Siberia, Russia designed by the innovative architectural studio AB Elis Ltd.
Eco-city 2020 in Eastern Siberia, Russia designed by the innovative architectural studio AB Elis Ltd.

ECO-CITY 2020

Patrícia Ventura

¿Cómo atraer turismo a Siberia? Un estudio de arquitectura cree haber encontrado la solución con el proyecto Eco-city 2020, una ciudad subterránea bajo una imponente cúpula de cristal con células fotovoltáicas que proporcionarían la energía necesaria para abastecer las necesidades de las 100.000 personas que cabrían y que quedarían resguardadas de las tempèraturas extremas que se registran en la zona: gélidas en invierno y calurosas hasta niveles casi insoportables en verano.

Construida en un cráter ya existente de un kilómetro de profundidad perteneciente a una mina abandonada en la población de Mirniyy, en Siberia del Este, la vida en eco-city se desarrollaría en torno a un núcleo central, en el que se encontrarían la mayor parte de las infraestructuras, mediante las que se realizarían los principales desplazamientos, que por su disposición y forma,  se llevarían a cabo de forma vertical. Además, esta zona central albergaría un puntero centro de investigación.

vía El impresionante proyecto Eco city 2020: Una impresionante ciudad subterránea en Siberia.

Vista interior de Eco City 2000 - eVolo
Vista interior de Eco City 2000 - eVolo

Eco-city Inside a One Kilometer Crater in Siberia

Eco-city 2020 is a proposal for the rehabilitation of the Mirniy industrial zone in Eastern Siberia, Russia designed by the innovative architectural studio AB Elis Ltd.

The project would be located inside a giant man-made crater of more than one kilometer in diameter and 550 meters deep that used to be one of the world’s largest quarries. The idea is to create a new garden city that will be shielded from the harsh Siberian environmental conditions characterized by long and severe winters and short hot summers. The new city would attract tourists and residents to Eastern Siberia and would be able to accommodate more than 100,000 people.