Triste final para un hotel emblemático (Posadas, Argentina)


Del Hotel de Soto y Rivarola, en Posadas, sólo están dejando la cáscara. Cómo el vacío legal permite que se destruya patrimonio construido.

Nota en Clarín, Suplemento Arquitectura

A %d blogueros les gusta esto: