Puentes, presas y carreteras como obras del patrimonio artístico – Qué.es


CHICAGO - JULY 16:  Chicago residents and tourists explore the BP Bridge designed by famed architect Frank Gehry in the newly opened Millennium park July 16, 2004 in Chicago, Illinois. The stainless steel wrapped pedestrian bridge is the only Gehry-designed bridge in the world. The park which covers just over 24 acres cost nearly $500 million to build.  (Photo by Scott Olson/Getty Images)

Una nueva fundación, que lleva el nombre del ingeniero Miguel Aguiló, ha iniciado su actividad con el propósito de recuperar el valor de patrimonio artístico para puentes, presas, carreteras y otras obras de la ingeniería civil que construyen el paisaje del mundo.

Madrid, EFE

De la belleza de los puentes, nada más convincente que el testimonio de Marilyn Monroe. El arquitecto Luis Fernández-Galiano recordaba hace poco el poema del suicidio publicado recientemente en el libro “Fragmentos“.

“…Me gustaría estar muerta…. – escribió Marilyn – Siempre hay puentes – el puente de Brooklyn. Pero me encanta ese puente (todo se ve hermoso desde su altura y el aire es tan limpio)… Así que tendrá que ser algún otro puente, uno feo y sin vistas -salvo que me gustan en especial todos los puentes- tienen algo y además nunca he visto un puente feo“.

La “Fundación Miguel Aguiló para la investigación del Patrimonio y Paisaje Construidos“, que éste es su nombre completo, nace vinculada a la Escuela de Ingenieros de Caminos de la Universidad Politécnica, en donde tiene su sede, y en la que Miguel Aguiló – ex presidente de Iberia y del Canal de Isabel II -, es actualmente catedrático de Estética y Paisaje de la Ingeniería.

“El propósito – ha explicado a Efe – es recuperar el sentido de la ingeniería civil, cuyas obras pueden tener más identidad que una catedral o un palacio. El nombre ‘obra de ingeniería’ ahora se está perdiendo por el de infraestructura y se vende por kilos; lo que deberían ser obras esenciales en la manera de vivir del hombre, se venden por kilómetros y, en un proceso de trivialización, se utilizan para crear empleo, conseguir un equilibrio interterritorial o favores políticos”.

Viajero incansable por los puentes y edificios singulares del mundo y autor de más de una veintena obras, Miguel Aguiló, un apasionado de la ingeniería, considera urgente luchar por la recuperación del puente, de la presa, del dique, de las construcciones que nacen de la relación del hombre con la naturaleza en su necesidad de habitar el mundo.

“La actual instrumentalización de la ingeniería -hasta el punto, recuerda Miguel Aguiló, de que no importa abrir zanjas sólo para luego cerrarlas-, la empobrece y la sustrae a su verdadero sentido, que es hacer un mundo más habitable y más bello, con construcciones que en muchos momentos llegan a la categoría de ‘arte'”.

vía Puentes, presas y carreteras como obras del patrimonio artístico – Qué.es.

Web de la Fundación Miguel Aguiló – Para la Investigación del Patrimonio y el Paisaje Construídos.