Gemelas Porteñas – Torres Mirabilia


Torrea_Mirabilia_1035544Frente al predio ferroviario, sobre la avenida Juan B. Justo, el complejo de viviendas Torres Mirabilia de 46 y 47 pisos promete revitalizar el tejido residencial de un área del barrio que estaba degradada.

Marta García Falcó
Para LA NACION

En el predio de 9000 m2 de la ex bodega Peñaflor, sobre la avenida Juan B. Justo, en Palermo, se alzan hoy las dos torres del conjunto Mirabilia, que cuentan con proyecto y dirección de obra de los estudios Esses-Naistat y ACF arquitectos.

Desmantelados los viejos galpones de chapa y transformado el sitio industrial en residencial con toda la infraestructura de servicios de los edificios de vivienda de última generación, la revitalización del área avanza, y se verá consolidada cuando el conjunto de emprendimientos públicos y privados, hoy en etapa de planificación y realización sobre el eje de Juan B. Justo desde Avenida del Libertador hasta Córdoba, se vaya completando.

Las dos torres de Mirabilia, cuya terminación está prevista para fines de este año, dominan el perfil urbano sobre Juan B. Justo, el eje este – oeste de escala metropolitana más importante de Buenos Aires, históricamente de carácter comercial y de servicios, con tránsito pesado.

Tras la desafectación de las bodegas, y el papel cada vez menos protagónico del ferrocarril, la zona se degradó y perdió identidad, con las instalaciones tomadas o refuncionalizadas y con un mínimo estado de conservación.

En este contexto, entre Humboldt, Nicaragua, Soler y Juan B. Justo, Mirabilia, con dos esbeltas torres de 46 y 47 pisos se presenta como un hito en el barrio. Con acceso por Humboldt para no obstruir la circulación de Juan B. Justo, esta decisión enfatiza el espíritu residencial de la zona.

El formato y la escala del edificio en torre responden a la escala urbana de la avenida y al espacio verde que hoy ocupa la ex playa de maniobras del ferrocarril. La planta baja libre favorece la transparencia en el nivel peatonal, y las características del conjunto ya han generado la aparición de desarrollos similares en las manzanas de su entorno, con lo que se anticipa la consolidación del tejido edificado en el sector.

«Una de las premisas básicas, dicen los autores, fue la implantación de las torres, cercanas a Juan B. Justo y separándose lo máximo posible del tejido residencial circundante, de escala y altura menor.» Así, el conjunto crea su área privada, con piletas de natación climatizadas, hidromasaje, un área de juegos infantiles organizada como club de chicos, gimnasio, salón de relax, circuito aeróbico y putting green para el tiempo libre urbano.

desde Gemelas Porteñas – lanacion.com.

A %d blogueros les gusta esto: