Palmeras: luciendo desde lo alto del cielo | Paisajismo


Palmeras_1023671

Constituyen un grupo botánico especial: tienen las hojas compuestas más grandes, las inflorescencias de mayor dimensión y los frutos de mayor tamaño. Conocelas.

Las palmeras pertenecen a la familia de las Palmae o Arecáceas, con alrededor de 2800 especies que se distribuyen mayormente en regiones tropicales y subtropicales del mundo.

Se trata de plantas superiores de gran valor ornamental, industrial, frutal, forestal y medicinal. Por otro lado, a lo largo de la historia jugaron un rol fundamental para la subsistencia de antiguas civilizaciones tanto en Medio Oriente como en Occidente.

Este gran grupo botánico está representado por formas arbóreas, arbustivas, herbáceas, trepadoras y también apoyantes. Constan de un tronco principal denominado estípite, aunque pueden mostrar más de uno.

A diferencia de los árboles comunes, que tienen una copa formada por ramas, la copa de las palmeras solo consta de hojas. Dichas hojas son compuestas y persistentes, destacándose las palmadas, pinadas, bipinadas y costapalmadas. Presentan flores pequeñas, generalmente perfumadas, de poco valor ornamental, pero que se encuentran agrupadas en decorativas inflorescencias. Sus frutos, denominados drupas, varían en tamaño y forma. Las raíces son fibrosas y no causan problemas.

desde Palmeras: luciendo desde lo alto del cielo | Revista Jardín.

Aun con urbanización, las plantas nativas subsisten en la costa – Balnearios de Argentina


En primer plano vegetación autóctona, al fondo, plantas exóticas
En primer plano vegetación autóctona, al fondo, plantas exóticas

Recursos naturales / Estudio en seis ciudades balnearias

Combinar la vegetación autóctona y la exótica permitiría crear un ecosistema sustentable.

Cecilia Draghi
Para LA NACION

Desde la época de don Carlos Gesell y otros pioneros que forjaron Miramar, Necochea, Monte Hermoso, Las Grutas y Puerto Madryn hasta hoy, esas playas a orillas del Atlántico vieron crecer bosques plantados por el hombre, jardines para embellecer los balnearios en ciernes y el vertido del cemento que les dio forma de ciudad. Entre tanta maquinaria y transformaciones se comprobó que la urbanización no arrasó con la vegetación natural y aún hay tiempo de planificar un sistema sustentable para el futuro.

desde Aun con urbanización, las plantas nativas subsisten en la costa – lanacion.com.

A %d blogueros les gusta esto: