Paisajismo urbano: Imaginación, divino tesoro | Diseño


?El azar de abordar el sendero desde cualquiera de sus posibles ingresos nos hace descubrir nuevas perspectivas y nuevas percepciones de su realidad de ensueños.?
?El azar de abordar el sendero desde cualquiera de sus posibles ingresos nos hace descubrir nuevas perspectivas y nuevas percepciones de su realidad de ensueños.?

El lugar exhala creatividad. Instalaciones artísticas, sostenidas por hilos mágicos, emergen a lo largo del ‘sendero de la imaginación’. Los dueños de esta fantasía hicieron surgir de lo negativo algo positivo.

Continuar el sendero zigzagueante que asomaba en la periferia del jardín fue el punto de partida. Después, bajo la premisa de respetar los árboles originales, se quitaron malezas y arbustos salvajes. Surgió así, casi por casualidad, un camino inesperado entre abutilones, hiedras colgantes y robles.

Si a esto se le suma una desenfrenada libertad de imaginación se obtiene una nueva visión de lo real. El mundo se transforma en mágico y las impresiones subjetivas se van sucediendo en un orden poco convencional.

El carácter dinámico, renovador y optimista de quienes habitan este lugar permitió transformar desperdicios en arte. Las obras y esculturas emergen y sorprenden durante el recorrido. Diversos agentes externos, como las inclemencias del tiempo, hacen su aporte también. El paisaje se va modificando. Todo cambia, todo es posible.

desde Paisajismo urbano: Imaginación, divino tesoro | Revista Jardín.

(el artículo incluye galería de fotos)

A %d blogueros les gusta esto: