Las grúas más altas y poderosas del mundo – El top 10 vía machineseeker.com

Las 5 grúas más altas del mundo y las 5 más poderosas; acompañadas de unas buenas infografías y fotos. El top 10 vía http://www.machineseeker.com


He recibido este interesante material de www.machineseeker.com (al final de esta entrada podréis leer su artículo en inglés), reseñando las 5 grúas más altas del mundo y las 5 más poderosas; acompañadas de unas buenas infografías que ilustran este artículo en mi Blog.

Son máquinas más altas que una torre de televisión, capaces de soportar el doble del peso de la Torre Eiffel.

Las cinco grúas más altas del mundo. Infografía (fuente): www.machineseeker.com
Las cinco grúas más altas del mundo. Infografía (fuente): http://www.machineseeker.com

Estas 10 megamáquinas son, sencillamente, increíbles; ponen a volar nuestra imaginación.

Las cinco grúas más poderosas del mundo. Infografía (fuente): www.machineseeker.com
Las cinco grúas más poderosas del mundo. Infografía (fuente): http://www.machineseeker.com

La grúa móvil Liebherr LR 13000 ¡con sus 246 metros! supera en altura, con mucho, a la mayor torre de catedral en el mundo, la Iglesia Mayor de Ulm (Alemania) de 162 m.

Liebherr LR 13000. Fotografía - fuente: Liebherr
Liebherr LR 13000. Fotografía – fuente: Liebherr

La grúa más poderosa del mundo es la Thialf – con una longitud de 200 metros y 90 metros de ancho, esta megamáquina flotante es mayor que dos campos de fútbol juntos.

Thialf, actualmente la grúa más poderosa del mundo.  Fotografía - fuente:  HMC Heerema Marine Contractors.
Thialf, actualmente la grúa más poderosa del mundo. Fotografía – fuente: HMC Heerema Marine Contractors.

A continuación, texto completo del artículo original (en inglés), archivo pdf:

Worlds_Biggest_Cranes  Photo Gallery: The World’s 10 Largest Cranes. Larger than a TV Tower.

 

Singapur, un gran premio con olor a ladrillo | Fórmula 1


Uno de los tres edificio gemelos del resort Marina Bay Sands Casino. | Reuters
Uno de los tres edificio gemelos del resort Marina Bay Sands Casino. | Reuters
FERNANDO ALONSO CORRERÁ EN UN MAR DE GRÚAS
  • El nombre oficial del circuito lleva asociado el mayor proyecto urbanístico de la ciudad
  • El 90% de los 428 apartamentos de la lujosa urbanización se vendieron en tres días

ANA PÉREZ

SINGAPUR.- A la hora de vender pisos, casi todo vale en los tiempos que corren. Y si un promotor inmobiliario tiene la inestimable fortuna de que el negocio de la Fórmula Uno pase por delante de sus narices, casi no le queda más remedio que utilizar el jugoso caramelo. Y precisamente es lo que hacen en Marina Bay Residences, un complejo residencial de lujo que desde hace un par de años provoca ríos de tinta en Singapur.

Desde que el patrón de la F1, Bernie Ecclestone, se saliera el año pasado con la suya y lograra celebrar el primer GP nocturno de la historia del automovilismo en esta impecable ciudad-estado, Singapur ha visto crecer como la espuma el interés de los inversores inmobiliarios por esta exclusiva urbanización.

Lejos de envidiar a Mónaco o Valencia, el circuito urbano de Marina Bay -nombre oficial del recorrido – logró captar la atención de varios miles de seguidores en la única y polémica edición que ha celebrado hasta ahora. Ruido escénico a parte, la prueba de este fin de semana (27 de septiembre) es una de las más esperadas del calendario, pese al despilfarro energético y al descontento general de los propios pilotos. ¿Qué pasaría si de repente hubiera un apagón?

A efectos inmobiliarios, el espectáculo de las cuatro ruedas es uno de los más rentables. Tal es el furor, que a los tres días de salir a la venta, los 428 apartamentos que componen esta sofisticada urbanización, quedaron prácticamente vendidos (más del 90%). Su situación estratégica convierte a Marina Bay Residences en una excusa casi irresistible para hongkoneses, indonesios y malayos, principales inversores inmobiliarios en la isla singapurense.

Sus acaudalados inquilinos no sólo pueden avistar desde sus balcones a los mejores pilotos del mundo, si no que además gozan de espectaculares vistas a la bahía y al estrecho de Malacca. Eso, por no hablar de la proximidad a alguno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Sin ir más lejos, el centro financiero (justo al lado), el hotel Raffles, el largo paseo del Esplanade (con el monumental hotel Fullerton de fondo y coronado por el icono de la ciudad, el Merlion) o atracciones turístiscas como el Flyer (la mayor noria del mundo).

«De acuerdo con la demanda, los apartamentos más espaciosos se encuentran en las plantas superiores, con más de 100 apartamentos de tres o cuatro habitaciones que van desde los 151 a los 220 metros cuadrados. Muchos de ellos, incluyen ascensor privado», afirma Kan Kum Wah, gerente de marketing de la promotora Marina Bay Financial Center (MBFC).

Los edificios del Marina Bay Residences están coronados por 12 súpercasas penthouse, que van desde los 330 a los 430 metros cuadrados, alguno de ellos con jacuzzi y terrazas exteriores de uso particular. El Über Penthouse, por ejemplo, se vendió por más de 28 millones de dólares singapurenses (14 millones de euros).

Además, en las plantas 7, 27 y 47 existen tres espaciosos salones exteriores de uso comunitario, especialmente diseñados para disfrutar de las magníficas vistas mientras se comparte una barbacoa con los amigos, un baño relajante en la piscina exterior, una cena de lujo, reuniones o cualquier otra actividad social.

Hiperactividad laboral

Pero como Singapur es una ciudad de hiperactividad laboral, muchos de los compradores son singles (solteros) o parejas jóvenes que trabajan, por lo que también hay un número importante de apartamentos de una o dos habitaciones (entre los 66-114 metros cuadrados cada apartamento).

Los precios también son de altura. Oscilan entre los 11.000 y los 17.000 euros por metro cuadrado, un lujo al alcance de muy pocos.

El complejo residencial está rematado por tres imponentes rascacielos de 55 pisos cada uno, diseñados por la prestigiosa firma de arquitectos norteamericana Kohn Pedersen Fox (artífices también del Shanghai World Financial Center – el abrebotellas -, el edificio más alto de China y el segundo más alto del mundo). Sólo una de las torres tiene fines residenciales.  Las otras dos albergarán oficinas, hoteles y centros comerciales varios.

desde Singapur, un gran premio con olor a ladrillo | elmundo.es.

A %d blogueros les gusta esto: