Parador: Olite en El Viajero de ELPAÍS.com


Olite - Vista del Palacio Viejo (actual Parador de Turismo) y de la iglesia de Santa María la Real
Olite - Vista del Palacio Viejo (actual Parador de Turismo) y de la iglesia de Santa María la Real

Parador de OIite

Por Rúas Medievales y Bodegas Centenarias

Bodegas centenarias, almenas y torreones, humedales inundados de aves migratorias y hasta desiertos en pleno corazón de Navarra. La villa de Olite ofrece multitud de posibilidades alrededor de su majestuoso parador. Alojado en el Palacio Viejo de su histórico Castillo, que data del siglo XV y es Monumento Nacional.

Entre sus sólidos muros, vidrieras y arcadas se conserva prácticamente intacto la atmósfera medieval de su real origen: fue mandado construir por el rey Carlos III.

La tradición y la historia también se conservan en la mesa, pues su restaurante tiene muy presente en la carta los productos autóctonos y más típicos de la comunidad foral, como espárragos, pimientos de piquillo, el cordero al chilindrón o el bacalao ajoarriero.

desde Parador: Olite en El Viajero de ELPAÍS.com.

Un Paseo por Olite

Ayuntamiento de Olite

La arquitectura y la lógica de la villa


César Luis Carli. Arquitecto y docente

Es posible que la siempre compleja articulación entre la arquitectura académica y la construcción proletaria, o por mejor decir, entre el habitáculo burgués y el propio de la «villa«, se deba a las limitaciones de la disciplina, a su complicada naturaleza, aunque la sobrevaloración de lo estético-formal excluyente de la actualidad acentuó la distancia entre ambas y casi aniquiló el sentido primario de la arquitectura.

desde La arquitectura y la lógica de la villa.

Ucero, testimonio templario – España


Ucero, Soria (España)  Testimonio Templario
Ucero, Soria (España) Testimonio Templario

El castillo es uno de los testigos de la historia de esta villa soriana, puerta del Parque del Cañón del Río Lobos.

TERE GRADÍN Es Ucero villa medieval fundada tras la repoblación de Osma en el siglo XII. Puerta de entrada al Parque Natural del Cañón del Río Lobos, la localidad – famosa también por el río del mismo nombre y por sus truchas, que ya paladeaba el rey Carlos III– ha experimentado un importante impulso turístico en los últimos años por la belleza del entorno en el que se ubica.

Como testigo de otra época queda el castillo, asentado sobre una colina que domina la villa de Ucero, asociado desde siempre a los templarios, al igual que la ermita de San Bartolomé —ubicada en el Cañón del Río Lobos—, de la que no está muy alejado. Su estructura fue de triple recinto como solía ser común en las fortalezas del Temple, con una magnífica torre del homenaje e interesante decoración en gárgolas y matacanes. La arquitectura religiosa tiene dos de sus exponentes en la iglesia parroquial de Ucero, dedicada a San Juan Bautista, pero especialmente en la ermita de San Bartolomé, construida en el primer cuarto del siglo XIII. Originalmente pudo haber sido la iglesia del convento templario de San Juan de Otero, aunque la teoría no está totalmente corroborada.

desde Ucero, testimonio templario – Sociedad y Cultura – Faro de Vigo.

A %d blogueros les gusta esto: