La ciudad ecológica es “fashion victim”


[picapp align=»left» wrap=»true» link=»term=Barcelona%27s+City&iid=4422435″ src=»e/4/1/a/Views_of_Barcelona_7729.jpg?adImageId=11460362&imageId=4422435″ width=»380″ height=»571″ /]

Cuidar del medio ambiente es cosa de diseño.

De la despreocupación por la calidad de vida de los habitantes en las ciudades de la era industrial del siglo pasado, a la rivalidad entre las capitales del mundo por obtener el prestigio de ser la ciudad más responsable, más “renovable” y menos contaminante. Ser una ciudad sostenible y respetuosa con el medio ambiente está de moda.

Por ejemplo, la ciudad de Barcelona ha iniciado acciones para mejorar la plantilla y las infraestructuras dedicadas a la limpieza de la ciudad. Son medidas que mejoran el uso por parte de los ciudadanos y al mismo tiempo los implica en la conservación de la ciudad: contenedores accesibles a discapacitados, placas solares en paradas de autobús, etc.

Ciudades como Oviedo, San Sebastián, Pamplona, Bilbao, Getxo o Santander encabezan la lista de las ciudades más limpias de España, según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios. Este estudio valora el proceso de recogida, selección y reciclaje de materiales y residuos. Y muestra cómo los ciudadanos van haciendo presión y obligan a sus políticos a apostar por las energías renovables y los procesos ecológicos y medioambientales más adecuados.

El ecodiseño implica cambios en nuestras casas, en nuestra forma de vida, y ahora también en el mobiliario y los servicios de nuestras ciudades. Y la presión por parte de los ciudadanos para respetar el entorno también llega a las empresas, y cada vez se conciencian más de su papel y de su responsabilidad con la sociedad. Así, encontramos envases que contaminan menos, campañas para que cambiemos las bolsas de plástico por las de tela, servicios que facilitan el reciclaje de los productos electrónicos que pierden su uso al ser substituidos por otros más eficaces, etc.

desde La ciudad ecológica es “fashion victim.

La ciudad ecológica de Sarriguren, en Navarra, Premio Europeo de Urbanismo 2008


Sarriguren, Navarra
Sarriguren, Navarra

Se otorga cada dos años

  • El proyecto alberga más de 5.000 viviendas, de las cuales el 53% son de protección

SERVIMEDIA
MADRID | PAMPLONA.- El Consejo Europeo de Urbanistas ha concedido a la Ecociudad de Sarriguren el Premio Europeo de Urbanismo 2008 en la categoría de Medio Ambiente y Sostenibilidad, galardón que distingue cada dos años las mejores prácticas en la Europa de los 27.

Nota en ElMundo.es

La Ecociudad de Sarriguren: un proyecto novedoso de desarrollo sostenible

La EcoCiudad de Sarriguren

La Ecociudad de Sarriguren, Premio Europeo de Urbanismo

A %d blogueros les gusta esto: