«La arquitectura es una creación colectiva” :: Rodolfo Sorondo, «Arquitectura en Zapatillas»


MULTIFACÉTICO. RODOLFO SORONDO, ARQUITECTO, PROFESOR, PENSADOR, PINTOR Y MURALISTA DE NOTA. Foto: Clarín.com, Arquitectura
MULTIFACÉTICO. RODOLFO SORONDO, ARQUITECTO, PROFESOR, PENSADOR, PINTOR Y MURALISTA DE NOTA. Foto: Clarín.com, Arquitectura

En su nuevo libro, Arquitectura en zapatillas, el arquitecto Rodolfo Sorondo emprende contra el establishment y la visión elitista y extranjerizante de la profesión.

Por FERNANDA MARTÍNEZ, ESPECIAL PARA ARQ

Like This!

Escrito de forma coloquial e informal, Arquitectura en Zapatillas (Nobuko, 2010), en palabras de su autor, va contra los “los lenguajes herméticos y difíciles que tiene cada disciplina y que hacen que nadie la comprenda”. El libro resalta los hechos clave que fueron moldeando el perfil de Rodolfo Sorondo a lo largo de su carrera y además plantea un interrogante: “¿Por qué la mayor parte de las construcciones son para el sector pudiente de la sociedad?”.

En su publicación, Sorondo sale al campo de juego con los botines (o zapatillas) de punta. Sostiene que “este sistema, de aparente transparencia, sacraliza la moda arquitectónica imperante en consonancia con los cánones de la ‘cultura oficial’, descalificando ideas y aportes antagónicos, que al estar en otros campos culturales quedan marginados de la producción oficial”. Afirma, además, que esto lleva a conformar “una ‘camarilla’ de arquitectos concurseros que se repiten o alternan en la adjudicación de premios y la divulgación mediática, con lo que se convierten en formadores de opinión e imaginería y producen la consagración de una sola manera de ver la arquitectura”.

Si bien Sorondo manifiesta una fuerte postura contra ese “establishment” de arquitectos representado por grupos de poder, no se siente sólo en su mirada de la arquitectura, y se identifica con colegas de diferentes generaciones entre los que se encuentran Horacio Baliero, Claudio Caveri, Juan Manuel Borthagaray, Hampton-Rivoira, Jorge Ramos, Roberto Frangella, Eugenio Xaus, Cristian Carnicer, y Oscar Padrevecchi, con quienes compartió y comparte ideas y trabajos.

Para Sorondo es pertinente reflexionar sobre los arquitectos que trabajan en relación de dependencia. En este punto encuentra una “contradicción graciosa pero insalvable”, ya que sostiene que no hay una asociación que los contemple, porque “tanto la SCA como los Colegios de Arquitectos representan tanto a empleadores como a empleados”. Y para revertir la situación, reclama “poner en marcha la creatividad e imaginación para adecuar el rol de la SCA al conjunto de la matrícula, superando las contradicciones internas o bien articulando alternativas que satisfagan a todos los trabajadores de la arquitectura”.

vía «La arquitectura es una creación colectiva”.

ISBN: 978-987-584-250-2
Editorial: Nobuko
Formato: 14,5 x 20,5
Idioma: Castellano
Páginas: 114

Subsidios para la vivienda (Argentina, Opinión)


Jorge O. Lema, arquitecto, preside la Subcomisión de vivienda y habitat de la SCA

El año pasado coordiné una mesa de trabajo sobre Financiamiento de la Vivienda de Interés Social en la SCA, en la que participaron notables profesionales. Comprendimos entonces que sólo con el salario no se podía pagar una vivienda y muy pocos calificaban para un crédito hipotecario. Entendimos que el rol del Estado subsidiando la cuota de un crédito hipotecario para la clase media y baja de nuestro país era la manera de dar solución al problema de la vivienda social. Es decir, coincido con lo expresado por ingeniero Resnick Brenner en esta misma sección (ver ARQ 04-08.09). Recuerdo, además, una célebre frase que causó mucho dolor a los asalariados y a los pobres de nuestro país: «Achicar el estado es agrandar la Nación».

Nada más equivocado. Esta es una frase acuñada en el pensamiento y en la cosmovisión del rico: cuando un rico tiene un problema de salud, recurre a su medicina prepaga y resuelve su necesidad; cuando un pobre tiene una enfermedad recurre al Hospital Público que con muy buenos médicos y a pesar de falta de insumos resuelve su necesidad. En este caso el rico no necesita al Estado; el pobre, sí. Cuando un rico piensa en la educación de sus hijos los manda a una universidad privada. Los hijos de los pobres y de la clase media van a la universidad pública, libre y gratuita, y de esa manera logran su muy buena formación académica. El rico tampoco necesita del Estado para educar a sus hijos, la clase media argentina y los pobres, sí. Cuando el rico piensa en transporte se sube a su auto y paga peaje; el pobre toma subte y colectivo y maldice al Servicio Público que le tocó. Como se ve, el pensamiento de rico no necesita un gran Estado porque en su cosmovisión, en su realidad cotidiana, poco lo utiliza.

desde Subsidios para la vivienda.

El libro gordo de los concursos – Argentina


Libro Concursos 1825-2006, ganador del premio Los libros mejor impresos y editados en la Argentina Foto: SCA
Libro Concursos 1825-2006, ganador del premio Los libros mejor impresos y editados en la Argentina Foto: SCA

La magnífica publicación que reúne proyectos ganadores de certámenes entre 1825 y 2006, compilado por Rolando H. Schere y editado por la SCA, ganó el premio «Los libros mejor impresos y editados en la Argentina»

La Cámara Argentina de Publicaciones ha otorgado el primer premio de su certamen «Los libros mejor impresos y editados en la Argentina», al libro Concursos 1825/2006, una publicación gorda e impecable con tapas duras y 800 páginas compilado por Rolando H. Schere.

Editado en 2008 por la Sociedad Central de Arquitectos, con dirección editorial de Bisman Ediciones, diseño gráfico de imagen HB e impreso por Brapack SA.

El libro rescata la historia de los concursos públicos de arquitectura realizados en la Argentina desde 1825, tomando por casos obras que hoy son consideradas emblemáticas y que forman parte de nuestro patrimonio arquitectónico.

desde El libro gordo de los concursos – lanacion.com.

Premio para el libro “Concursos 1825/2006″, editado por la SCA
La Cámara Argentina de Publicaciones ha otorgado el Primer premio de su certamen “Los libros mejor impresos y editados en la Argentina”, al libro Concursos 1825/2006.

Un premio a la impresión – Página/12

Una de las sorpresas de los últimos años en este país tan raro (Argentina) es que se están imprimiendo buenos libros visuales. Hasta hace relativamente poco, el formato grande, el color y el registro exacto parecían monopolio chileno. Este cambio, que es tanto de tecnología como de concentrarse en hacer bien las cosas, queda en claro en cosas como un premio que acaba de dar la Cámara Argentina de Publicaciones a la imprenta Brapack. La Cámara ya lleva concedidos 21 premios a la calidad con el nombre “Los libros mejor impresos y editados en la Argentina”, y este año el oro en la categoría Arte, Diseño, Arquitectura y Fotografía fue para un libro de la Sociedad Central de Arquitectos.

A %d blogueros les gusta esto: