Gigapan: nuevas tecnologías aplicadas a las noticias – lanacion.com


La fotografía de (la nota) no es una foto común, es una fotografía Gigapan. Es la primera en estas características de un hecho periodístico realizada en la Argentina con esta tecnología. La toma fue producida por el laboratorio de entretenimiento «In The Lap of the Gods» para explorar los alcances de este nuevo tipo de fotografía sobre un acontecimiento local.

Se ve aquí una multitud reunida en la Avenida 9 de julio en el acto de la CGT # cubierto con la inclusión de Gigapan en lanacion.com #, el jueves 30 de abril. Según los organizadores hubo allí más de 150.000 personas y en la foto hay una parte sustancial de ese grupo. Si se explora la imagen haciendo click, podrán verse detalles imposibles de encontrar en una fotografía común. La gran imagen única es el resultado de la suma de más de 1.200 fotografías ensambladas, cada una de ellas de 12 megapixels.

desde Gigapan: nuevas tecnologías aplicadas a las noticias – lanacion.com.

Aun con urbanización, las plantas nativas subsisten en la costa – Balnearios de Argentina


En primer plano vegetación autóctona, al fondo, plantas exóticas
En primer plano vegetación autóctona, al fondo, plantas exóticas

Recursos naturales / Estudio en seis ciudades balnearias

Combinar la vegetación autóctona y la exótica permitiría crear un ecosistema sustentable.

Cecilia Draghi
Para LA NACION

Desde la época de don Carlos Gesell y otros pioneros que forjaron Miramar, Necochea, Monte Hermoso, Las Grutas y Puerto Madryn hasta hoy, esas playas a orillas del Atlántico vieron crecer bosques plantados por el hombre, jardines para embellecer los balnearios en ciernes y el vertido del cemento que les dio forma de ciudad. Entre tanta maquinaria y transformaciones se comprobó que la urbanización no arrasó con la vegetación natural y aún hay tiempo de planificar un sistema sustentable para el futuro.

desde Aun con urbanización, las plantas nativas subsisten en la costa – lanacion.com.

Fado y vida en Alfama con Ana María Matute en El Viajero de ELPAÍS.com


Alfama desde Santa Luzia
Alfama desde Santa Luzia

La escritora barcelonesa dibuja un mapa para disfrutar la esencia de la cultura lusa

Subiendo la Rua de Santa Cruz do Castelo se llega al Castillo de San Jorge, cumbre del barrio de Alfama. Lisboa es el refugio que elige Ana María Matute. No ha sido una decisión fácil. Ella, viajera infatigable, presume de haber dado tantas vueltas al mundo como sus 82 años han dado de sí. En cada lugar ha sido tan bien recibida que cuesta escoger uno sólo. Pero la capital lusa «respira otro aire» y «la amabilidad y cercanía de su gente» acaba por vencer la balanza.

«Alfama sabe a fado«, la expresión artística portuguesa más internacional. El fado es pena, música que nace del duelo y la aflicción y, sin embargo, Alfama «es auténtica felicidad». Esta contradicción bebe de las callejuelas de un barrio viejo que resiste a la modernidad en sus cafés, parapetado en el eco de la voz de Amália Rodrigues. Si el día es claro, desde lo alto de la colina sobre la que se asienta se puede ver toda la ciudad. «Es la madre de Lisboa«, asegura la autora de Paraíso Inhabitado (Ed. Destino), su última obra.

desde Fado y vida en Alfama con Ana María Matute en El Viajero de ELPAÍS.com.

Visita obligada en Lisboa: El Castelo de Sao Jorge

Castillo de San Jorge

Castillo de San Jorge de Lisboa

Castle of St. Jorge’s neighborhood, Santa Cruz & a bar with amazing views

Comentario sobre una causalidad dominguera:

Esta entrada con sabor portugués fue programada hace unos días; salió publicada y sin planificarlo, hoy domingo, almorzamos la exquisita, sincera, honesta y suculenta comida portuguesa a precio solidario que bien se agradece en estos tiempo de crisis y luego de tantos meses de estar en paro… una muy agradable sorpresa, el Restaurante del Hotel Lusitano en Lobios, Orense (Galicia) en la poco contaminada zona del Parque del Baixo LimiaSerra do Xurés, inmenso enclave natural que une a España y Portugal.  Alimentos que se agradecen, luego de tantos años viviendo en Caracas y preguntándome porque si alli tanto portugués se dedica a la restauración se mimetizan tras las fachadas italiana, francesa, argentina, española o internacional… apenas un par de restaurantes en Caracas (algo escondidos, por cierto) ofrecen viandas lusitanas si excluímos el «guetto» del Centro Portugués en Baruta.  En fin, que esta es la auténtica gastronomía ibérica peninsular, hispano – lusa, tan distante del esnobismo mercadeado por Adríá y sus exégetas

A %d blogueros les gusta esto: