Universidad metáfora de la integración


Implantación. En sombreado, el edificio existente de la Universidad. El nuevo bloque recompone las circulaciones de todo el conjunto. Foto: Clarin Arquitectura
Implantación. En sombreado, el edificio existente de la Universidad. El nuevo bloque recompone las circulaciones de todo el conjunto. Foto: Clarin Arquitectura

En Santa Fe, un proyecto que amplía al edificio de la Universidad Católica parte de la idea de que un ámbito educativo debe promover la interacción entre los profesores, los alumnos y el entorno.

PorDaniel Moya

En Guadalupe, un barrio jardín ubicado en las afueras de Santa Fe, los arquitectos Javier Mendiondo y Lucila Gómez proyectaron un nuevo bloque aulario que amplía al edificio de la Universidad Católica de esa provincia. Lo hace sumando al edificio existente 11 aulas y un Salón de usos múltiples.

La obra, que se emparenta con la escala del entorno en el que se emplaza, fue seleccionada por el jurado argentino de la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo, que este año se realizará en el mes de octubre, en Medellín; y quedó en la primera selección de obras del jurado iberoamericano.

“Proyectar un edificio educativo requiere una primera reflexión sobre el rol que tiene la educación en la sociedad, y sobre el entendimiento de la capacidad que tiene la arquitectura para transmitir valores fundantes”, adelantan los proyectistas. En la explicación de su propuesta, que ganó el concurso interno realizado por la Universidad, en 2004; los autores parafrasean al pedagogo Franceso Tonucci, cuando él afirma que sólo los educadores autoritarios niegan la solidaridad entre el acto de educar y el acto de ser educados por los educandos. Además, este pedagogo señala que todos sabemos algo, que todos ignoramos algo y que, por eso, aprendemos siempre.

“En ese sentido, un edificio universitario debe garantizar, con su espacialidad, que el proceso educativo se desarrolle en un marco de apertura hacia la interacción de las partes; y en donde los actores participen con sus propios saberes, ignorancias y aprendizajes”, explican Mendiondo y Gómez.

A partir de estos conceptos fue concebido el bloque que amplía al edificio de la universidad Católica de Santa Fe. Desde la idea de que la educación universitaria es un hecho colectivo en donde este diálogo entre las partes manifiesta el hecho mismo del aprendizaje y de la enseñanza.

El edificio preexistente, de 12.000 m2, se emplaza en un barrio ajardinado, cuyas características distintivas son la densa forestación, la baja densidad edilicia y el uso de la calle como espacio de encuentro de los vecinos. “El programa planteaba sumarle al bloque 2.000 m2 más. Para los autores, “todo un desafío para el proyecto ya que no queríamos acentuar esa relación discordante entre el entorno y el edificio universitario”, resaltan los autores.

vía Universidad metáfora de la integración.

La casa de Guadalupe · filme sobre una obra de Rem Koolhaas


Edificio de Rem Koolhaas en el que se desarrolla la película.
Edificio de Rem Koolhaas en el que se desarrolla la película.

REPORTAJE: Talentos

Un filme muestra una obra de Rem Koolhaas a través de su limpiadora

ELSA FERNÁNDEZ-SANTOS – Madrid –

Con el mismo laconismo que el célebre camarero fordiano de Pasión de los fuertes le respondía a Henry Fonda-Wyatt Earp que él de amor no sabía nada, que siempre había sido camarero, Guadalupe Acedo, la mujer que desde hace casi una década limpia la icónica casa de Burdeos de Rem Koolhaas, responde que a ella no le gusta especialmente nada de esa casa, que no tiene rincones favoritos, que se limita a hacer su trabajo: limpiar. «Estoy aquí de paso, eso es todo«.

desde La casa de Guadalupe · ELPAÍS.com.

The Office for Metropolitan Architecture – OMA

A %d blogueros les gusta esto: