Obra y contexto, según Fuksas


Arquitectura

El italiano concretó un llamativo proyecto para un edificio de usos múltiples ubicado en el centro histórico de Mainz, Alemania, cubriéndolo con una piel de barras de cerámica.

Por Graciela Baduel

Para la remodelación de una serie de edificios que ocupan toda una manzana en el casco histórico de Mainz, Alemania, Massimiliano Fuksas hizo gala de todo su oficio.

El arquitecto italiano, que comparte estudio con su mujer, Doriana, se valió del mismo recurso unificador que usó en otras obras recientes: una envolvente que incluye la cubierta, materializada como una suerte de ropaje que cubre al edificio. Y cuelga como una prenda.

El encargo, que Studio Fuksas ganó por concurso en 2003, no era sencillo. El programa, con un presupuesto de 14 millones de euros para 9 mil metros cuadrados, pedía convertir en shopping, oficinas y viviendas una edificación decadente pero muy cercana al mercado histórico y a la catedral de Mainz, una zona turística por excelencia de la ciudad, que mantiene su trazado medieval.

Mainz Markthäuser 11-13 / Massimiliano & Doriana Fuksas - Foto: ArchDaily
Mainz Markthäuser 11-13 / Massimiliano & Doriana Fuksas - Foto: ArchDaily

A pesar de que para muchos lo más sensato hubiera sido demoler y comenzar de cero, según cuenta Josephine Minutillo en Architectural Record, la Ciudad exigió que se recuperara una de las fachadas, con valor patrimonial, que había sido destruida durante los bombardeos de 1945, reconstruida rápidamente diez años después y reemplazada con un falso histórico hacia 1980.

A esa tarea se abocó un grupo de conservacionistas, en los años que mediaron entre la resolución del concurso y la adecuación del proyecto. Así, se agregaron ventiluces de piedra en los pisos superiores, una arcada en la entrada del primer piso y un fresco con el escudo de la familia que había sido la primera propietaria del mercado. De este modo, la fachada que enfrenta a la Catedral reproduce las formas de los edificios adyacentes. Aunque esta intervención hubiera puesto de mal humor a muchos arquitectos, Fuksas, acostrumbrado a lidiar con diversidad de proyectos en Europa y Asia (tiene oficinas en Shenzhen, China) aceptó el desafío.

A nivel de la calle, optó por desentenderse del resto de las fachadas, y dejó que fueran ocupadas por las enormes vidrieras del shopping, que se despliega, además de la planta baja, en el subsuelo y parte de la primera planta.

La sorpresa empieza más arriba, con un techo plegado, compuesto por miles de barras de cerámica blanca, que de alguna manera remeda a la arquitectura gótica típica de los pueblos alemanes.

No le temo al contexto”, declaró Fuksas. “Pero no creo que se pueda construir en el centro de una ciudad sin tener en cuenta lo que está. Intenté encontrar una expresión de un edificio que es contemporáneo pero que de alguna manera está mirando al pasado”.

La intención del arquitecto italiano fue mantener la altura del skyline, y aunque de ninguna manera quería un techo vernáculo, se ajustó a la escala de los edificios circundantes, generando una cubierta plegada, con un ángulo de inclinación similar al del entorno. Como la pantalla roja en el Zenith Concert Hall de Estrasburgo, o la piel de vidrio ondulada en el edificio para la Fiera de Milano, la cubierta es protagonista excluyente en el exterior del Mainz Markthauser.

vía Obra y contexto, según Fuksas.

Mainz Markthäuser 11-13 / Massimiliano & Doriana Fuksas

By Nico Saieh
Architects: Massimiliano & Doriana Fuksas
Site: Mainz, Germany
Client: Wohnbau Mainz GmbH
Structure: Knippers Helbig beratende Ingenieure
Total area: 9,000 sqm
Budget: 14M Euro
Project Year: 2003-2008
Photographs: Moreno Maggi

El final de una época


The Walt Disney Concert Hall, home to the Los Angeles Philharmonic, by Frank Gehry
The Walt Disney Concert Hall, home to the Los Angeles Philharmonic, by Frank Gehry

Dos edificios de Frank Gehry, el Pritzker Pavillion y el Walt Disney Concert Hall, reflejan los valores que intentó imponer la arquitectura de la última década. Porqué sólo el primero tuvo éxito.

El momento de dinamismo de la arquitectura estadounidense – la explosión de museos de arte, salas de concierto y centros de artes escénicas que transformaron las ciudades del país en estos últimos diez años – se acaba oficialmente. Ya no hay más dinero y quien sabe cuándo habrá otra vez un auge semejante.

Y mientras el polvo se acumula en el último de estos proyectos, lo que empieza a surgir es una imagen más compleja de los valores culturales de los Estados Unidos en el inicio de un nuevo siglo. El fragor formal oculta una lucha más profunda de las ciudades y los arquitectos por crear un espacio público accesible en una época de encogimiento de la renta del gobierno y de privatización.

desde El final de una época.

El canto del cisne

por Miguel Jurado. Editor de ARQ

mjurado@clarin.com

Existe la vieja idea de que los cisnes cantan, por única vez en su vida, minutos antes de morir. «El canto del cisne» se ha convertido en sinónimo de la última acción dramática y noble de un artista. Nicolai Ouroussoff, crítico de The New York Times, describe el momento actual como el final de una época. Que podríamos explicar como el canto del cisne de la arquitectura espectacular que caracterizó a la globalización. Las expresivas y rutilantes obras de Zaha Hadid, Frank Gehry, Daniel Libeskind o Massimiliano Fuksas fueron, varias veces, tildadas de vanidosas, egoístas, superficiales y efectistas, además de ser culpadas por un enorme derroche de recursos financieros y energéticos. Pero, para el neoyorquino, esos edificios ya forman parte de una época que acaba de sucumbir por la crisis económica.

Jay Pritzker Pavilion

Frank Gehry, winner of the National Medal of Art, applied his signature style to this revolutionary outdoor concert venue. The Pavilion stands 120-feet high, with a billowing headdress of brushed stainless steel ribbons that frame the stage opening and connect to an overhead trellis of crisscrossing steel pipes. The trellis supports the sound system, which spans the 4,000 fixed seats and the Great Lawn, which accommodates an additional 7,000 people.

FRANK GEHRY: WALT DISNEY CONCERT HALL en Mi Moleskine Arquitectónico

Walt Disney Concert Hall por FRANK GEHRY en arquimaster

Estambul se despierta – Turquía


Una de las propuestas para Estambul . Foto:  Estambul
Una de las propuestas para Estambul . Foto: Estambul

Perspectivas

Estambul emprendió un programa de proyectos urbanos para revitalizar zonas degradadas, donde participaron arquitectos como Massimiliano Fuksas y Zaha Hadid.

El 2010 será el año de Estambul, ya que la bella capital de Turquía será sede de la Cultura Europea, encuentro en el que participarán importantes personalidades del viejo continente. Para darle un aspecto aun más cosmopolita, las autoridades municipales emprendieron un programa de proyectos urbanos destinados a solucionar viejos problemas y refuncionalizar áreas que estaban descuidadas. Hubo llamados a concurso y obras adjudicadas.

desde Estambul se despierta – lanacion.com.

Escultura de vidrio en la Feria de Milán (Nuovo Polo Fiera Milano)



El flamante predio ferial de Milán, obra de Massimiliano Fuksas, combina la simpleza de sus volúmenes con la audacia de una impactante cubierta de vidrio y acero.

Nota Completa en Clarin, Suplemento Arquitectura


La feria más grande del mundo


Fiera Milano


Nuovo Polo Fiera Milano

Massimiliano Fuksas Architetto – Website


ESPECIAL DISEÑO: FERIA DEL MUEBLE

Milán, en el centro de la movida del diseño

A %d blogueros les gusta esto: