Unos pocos triunfos, en un año sombrío


[picapp align=»center» wrap=»false» link=»term=Maxxi%2bRome&iid=7059315″ src=»5/7/5/e/National_Museum_of_307a.JPG?adImageId=8822282&imageId=7059315″ width=»500″ height=»756″ /]

Pese a la poca producción, en Europa y Asia, Zaha Hadid, Jean Nouvel y Toyo Ito tienen motivos para festejar. Frank Gehry, Thom Mayne y Steven Holl están llamados a renovar el panorama arquitectónico de los EE.UU.

por Nicolai Ouroussoff. Crítico de arquitectura y periodista

Quizá el futuro sea sombrío pero al menos algunos arquitectos pueden recordar el año con sensación de triunfo. Tras más de una década de demoras en el diseño y la construcción, Zaha Hadid terminó su museo de arte contemporáneo Maxxi en Roma, uno de los proyectos más ambiciosos de la ciudad desde 1960, cuando Pier Luigi Nervi completó su Palazzetto dello Sport.

Las sinuosas formas de hormigón del museo, que parecen extraer energía de las calles circundantes, juegan a las escondidas con el barrio. Emplazado a mitad de cuadra entre hileras de edificios indefinidos, el Maxxi apuesta a la seducción lenta.

Jean Nouvel terminó la Sala de Conciertos de Copenhague, una reluciente caja azul adornada con imágenes fragmentadas de músicos que flotan como en un sueño. La cualidad etérea de su piel, hecha de una tela de alta resistencia, crea un inquietante contraste con la solidez de la sala que parece tallada en un enorme bloque de madera dura.

Y Toyo Ito, un arquitecto cuyo trabajo ha sido injustamente relegado fuera de su Japón natal, recibió un reconocimiento por el nuevo estadio de Kaohsiung, Taiwán, construido para los Juegos Mundiales. Su forma serpenteante, que se despliega sobre un parque urbano hasta ahora olvidado para enmarcar uno de los lados de una vibrante plaza pública, crea una reconfortante sensación de recogimiento al tiempo que ofrece vistas lejanas de la ciudad.

desde Unos pocos triunfos, en un año sombrío.

Editorial

Platos fuertes

Berto González Montaner . Editor jefe ARQ
bmontaner@clarin.com

Parece mentira, finalizó la primera década del nuevo siglo. La empezamos cuando se cocinaba la crisis 2001-2002 y la terminamos tratando de salir no muy heridos de otra crisis, la internacional. A pesar del sacudón, el último año trajo para el crítico del The New York Times, Nicolai Ouroussoff algunas obras para recordar: el Museo de Arte Contemporáneo Maxxi, de Zaha Hadid en Roma; la Sala de Conciertos de Jean Nouvel en Copenhague; el nuevo estadio de Kaohsiung, de Toyo Ito en Taiwán; y en Nueva York, la High Line, el edificio académico para la Cooper Union de Morphosis y la Beekman Tower de Frank Gehry, aún en construcción. Según parece para los registros de Ouroussoff, debajo del trópico de Cáncer, no pasó nada.

Stabilimenti Fiat Lingotto, Turín


Vista de la espiral interior del Lingotto
Vista de la espiral interior del Lingotto

Lingotto es un bar­rio de Turín, Italia, pero el nom­bre se aso­cia más con el Edificio Lingotto, sito en la Via Nizza, que fue en su época una enorme fábrica de coches, con­stru­ida por Fiat. La primera piedra fue colo­cada hacia 1916 y fue abierto en 1923; el dis­eño, del joven arquitecto Giacomo Mattè-Trucco, era raro ya que tenía hasta cinco pisos. La materia prima en­traba por la parte in­fe­rior, y se iban trans­for­mando en au­tomóviles mien­tras sub­ían en es­pi­ral por el in­te­rior del edificio. El ve­hículo acabado aparecía en el ter­rado, donde se encon­traba un cir­cuito de prue­bas oval con cur­vas peraltadas y es­per­aba un pi­loto de com­peti­ción, para dar una nueva vuelta y com­pro­bar su cor­recto fun­cionamiento. Fue, en su día, la mayor fábrica de au­tomóviles del mundo, siendo con­sid­er­ado un ed­i­fi­cio de vanguardia, muy in­fluyente e im­pre­sio­n­ante; tanto que Le Corbusier le llamó »una de las mejores imá­genes de la industria«, y una »guía a seguir para el dis­eño de las ciudades«. 80 mod­e­los difer­entes fueron fab­ri­ca­dos a lo largo de su his­to­ria, in­cluyendo el famoso Fiat Topolino de 1936.

desde Stabilimenti Fiat Lingotto, Turín.

Agradezco al Doctor Marcelo Alvarez por el dato (experto en automovilismo)

Lingotto: circuito de carreras en la azotea

El blog Una breve historia dedica una entrada al edificio Lingotto, fábrica de automóviles FIAT en Turín, diseñada por el arquitecto Giacomo Mattè Trucco. Inaugurada en 1923, fue la mayor fábrica de automóviles de su época y funcionó hasta 1982, en que se transformó en museo. De sus muchas características peculiares destaca que poseía una pista de pruebas ubicada sobre su techo, a cinco pisos de altura. Leer más: Una breve historia: Un circuito en el tejado

Visita el FORO DE INGENIEROS DE CAMINOS, CANALES Y PUERTOS

El Oro de Fiat: El «Lingotto» de Turin y los ladrones ingleses de «The Italian Job»

La factoría de Fiat en Turín es uno de los iconos de la Italia contemporánea, del motor, y de todo lo que lo rodea. El «Lingotto» es un gran prisma, en su día la fábrica más grande del mundo, en cuyo techo, a seis grande plantas del suelo, se ubica una pista de pruebas de 2’4 km de largo y 24 m de ancho. Un edificio glosado por Le Corbusier, cantado por los futuristas, e inmortalizado para el cine y la publicidad por la película de Peter Collinson «The Italian Job» (1969). Demos una vuelta por la pista de pruebas más asombrosa del mundo.

La pista de pruebas construída por Giaccomo Matte – Trucco en lo alto de la planta de producción de Fiat en Turín es a día de hoy, sin ninguna duda, un icono de la ciudad en el exterior. Matte-Trucco era esencialmente un ingeniero, al que Giovanni Agnelli le encargó, después de quedar fascinado por las plantas de Ford en Estados Unidos, una factoría que fuese la envidia del mundo. La obra de Matte – Trucco, construída entre 1916 y 1923, fue rápidamente adoptada por los Futuristas como «La primera obra futurista construída en el mundo», y no resultaba difícil imaginar por qué (ver un dossier PDF de 1934 aqui). Aunque el arquitecto no estaba implicado en el Movimiento Futurista, la gran aportación de Italia a las vanguardias históricas que redibujaron el panorama del arte en el mundo hasta la Segunda Guerra Mundial, el Futurismo fue un movimiento esencialmente italiano. Los futuristas, para siempre vinculados al encendido manifiesto publicado por el poeta Filippo Marinetti en “Le Figaro” en 1909, glosaban las bondades de la modernidad, haciendo del maquinismo un nuevo icono de la belleza. Y en aquel éxtasis futurista, Marinetti parió aquella metáfora hiperbólica tantas veces aludida, de que es más bello un automóvil rugiente con sus tubos cromados al sol, que la Victoria Alada de Samotracia. Pero en el otro “Manifiesto Futurista”, el enunciado por el arquitecto Antonio Sant’ Elia, había mucho más de concreción y de formulación de un nuevo mundo, porque se trataba de concebir, con todo el delirio y el entusiasmo arrogado a la capacidad del progreso, las ciudades de un futuro que todos trataban de imaginar cómo sería. Por eso consideraron el «Lingotto» y su pista de pruebas un paradigma del futurismo. El edificio, después de que la producción cesara en 1982, fue rehabilitado por Renzo Piano, el arquitecto del Centro Pompidou de Paris, para instalar en él un gran centro cultural que alberga, entre otras cosas, la pinacoteca de la familia Agnelli.

Plataforma en viaje: Lingotto, Torino

Por andrés besomi [peng!]


Architecture and the car: as the automobile evolved in tandem with modern architecture, it created myths, legends and new building types

Fábrica FIAT Lingotto en UrbiPedia

Bookmark and Share

La Biennale di Venezia – Entry page per l’architettura


Biennale Architecture 12th Exhibition to take place in 2010 - www.labiennale.org
Biennale Architecture 12th Exhibition to take place in 2010 - http://www.labiennale.org

Biennale Architecture

12th Exhibition to take place in 2010

The 12th International Architecture Exhibition, directed by Kazuyo Sejima, will run in Venice 29th August to 21st November 2010 (preview on 26th, 27th and 28th August).

The 11th Intl. Architecture Exhibition, Out There: Architecture Beyond Building, directed by Aaron Betsky, closed on 23rd November 2008. In the Arsenale venue, 23 Installations were set up, whereas in the Padiglione Italia at Giardini it was possible discover the experimental work of 55 international firms. The awards ceremony took place on 13th September 2008.

desde La Biennale di Venezia – Entry page per l’architettura.

A %d blogueros les gusta esto: