Zaera-Polo espera que la crisis eleve la calidad de la arquitectura – Perspectivas


Alejandro Zaera Polo
Alejandro Zaera Polo

De visita en Japón, el arquitecto español Alejandro Zaera Polo dijo que el sector está hiperdimensionado y habrá una reconversión muy fuerte.

TOKIO (EFE). -El arquitecto español Alejandro Zaera-Polo confesó el viernes último su esperanza en que la crisis que atraviesa el sector de la construcción, entre otros, «sirva para elevar la calidad de la arquitectura».

En una entrevista con Efe, el arquitecto, de visita estos días en Japón, explicó que «va a haber una reconversión muy fuerte del sector» y mostró su esperanza en que contribuya a «eliminar esa parte de poca calidad» arquitectónica. Zaera-Polo (Madrid, 1963) viajó a Japón para participar como ponente en varias conferencias organizadas por la Universidad de Tokio y el arquitecto japonés Hitoshi Abe, afincado en Los Ángeles.

«Es un sector que está hiperdimensionado y España es el paradigma», indicó el creador, que prepara dos proyectos para el Reino Unido, donde reside, entre ellos la estación de tren de Birmingham.Aunque para Zaera-Polo, el sector del ladrillo está condenado «claramente a disminuir» tanto en Europa como en Estados Unidos, donde estaba «básicamente nutrido por la especulación», «todavía hay muchas cosas que hacer» en países como la India, China o Malasia.

desde Zaera-Polo espera que la crisis eleve la calidad de la arquitectura – lanacion.com.

FOREIGN OFFICE ARCHITECTS
Offices in Japan and the UK, this international firm shows its portfolio of built and unbuilt work. Residential to large scale commercial projects.

Alejandro Zaera-Polo en los Encuentros Digitales de ElMundo.es

El arte flota sobre Venecia en El Viajero de ELPAÍS.com


Góndolas navegando bajo los puentes de los canales de Venecia
Góndolas navegando bajo los puentes de los canales de Venecia

Rincones de la ciudad y su laguna en los que descubrir las propuestas de la Bienal

ROBERTA BOSCO

Nunca como este año la oferta de los denominados eventos colaterales de la Bienal de Venecia ha sido tan amplia, variada y atractiva. Alejarse de los centros neurálgicos de los Giardini y el Arsenal para buscar la Bienal más oculta y secreta conlleva la doble ventaja de apartarse del bullicio y la multitud para descubrir rincones de Venecia ajenos al habitual recorrido turístico.

Es el caso de la Isla de la Certosa, donde se presenta una obra de John Gerrard para el pabellón de la Royal Hibernian Academy de Dublín, una proyección en pantallas gigantes de un paisaje virtual tridimensional, meticulosamente reconstruido por el artista a partir de imágenes reales. La isla, antaño refugio de los monjes cartujos y lugar de sepelio de los nobles venecianos, ofrece tranquilidad, paseos románticos y un exclusivo hotel de 18 habitaciones que acoge las intervenciones del proyecto Creative Rooms, que reúne las obras de artistas de diferentes tendencias y generaciones sobre el tema del silencio «como antítesis al ruido de los estereotipos cotidianos».

El silencio sorprende gratamente también al desembarcar en la Isla de la Giudecca, donde se ubican los pabellones de Palestina y Gales. El paseo vale la pena, sobre todo en el caso de Gales, que ha elegido una antigua fábrica de cerveza para estrenar una instalación audiovisual inédita de John Cale, cofundador con Lou Reed y Nico de los míticos Velvet Underground.

En tierra firme, la cartografía artística de la ciudad se ha enriquecido con un nuevo polo museístico en la zona de los antiguos almacenes de la sal, situados en la península de Dorsoduro. Allí se encuentran dos centros permanentes: la espectacular Colección Pinault, que ocupa el edificio de Punta della Dogana, reestructurado por Tadao Ando, y la fundación dedicada al pintor Emilio Vedova. Para esta última, el arquitecto Renzo Piano ha creado un montaje dinámico en el que las telas no se quedan quietas, pegadas a la pared, sino que, gracias a un sofisticado sistema robótico, se desplazan por el aire.

desde El arte flota sobre Venecia en El Viajero de ELPAÍS.com.

Guía

  • Venecia, las esencias de Oriente
  • ¿Hay vida tras las bienales? · Venecia

    México, o el reto de construir 20 millones de viviendas en dos décadas | Planificación


    La capital mexicana, una de las ciudades más extensas del mundo
    La capital mexicana, una de las ciudades más extensas del mundo

    EL GOBIERNO PRIMA LA VPO Y LA CONSTRUCCIÓN ‘VERDE’

    • La demanda actual es de diez casas por cada una en oferta
    • España es el segundo país inversor en construcción, con un 23,6% del capital total

    MARÍA MARTÍNEZ

    MADRID.- El mercado residencial echa humo en México. La culpa la tiene el millón de viviendas anuales que -dicen las autoridades- necesitan sus ciudadanos (demandan 10 casas por cada una en oferta, estiman), y el compromiso gubernamental de que toda la población disponga de un hogar digno. El objetivo bien podría antojarse utópico, pero la Administración parece haberse tomado cuando menos algo en serio su responsabilidad con el impulso en los últimos meses de varias medidas legislativas destinadas a mejorar las condiciones de habitabilidad de muchas zonas. Sobre todo, en la capital, que vive una especie de «transición demográfica» desde hace dos décadas con un incremento de las solicitudes de viviendas (35.000 nuevas al año) por encima del crecimiento de sus habitantes.

    El Ejecutivo, que en lo que llevamos de año ha respaldado 600.000 hipotecas para adquirir una casa, ha promovido en el Parlamento la Ley Condominal del DF. Entre las novedades que introduce el texto normativo está la obligación para propietarios o inquilinos de cubrir todas las cuotas de mantenimiento de los domicilios si no quieren ir a juicio. Lo que pretenden los legisladores esendurecer las sanciones por el mal uso de espacios comunes y regular el mantenimiento y la conservación de los edificios, una práctica generalizada en España que está lejos de asumir, de momento, el común de los mexicanos.

    desde México, o el reto de construir 20 millones de viviendas en dos décadas | elmundo.es.

    México: la nueva clase media sostiene el ‘ladrillo’

    Caja Mediterráneo financiará 90.000 viviendas sociales en México

    Visiones del patrimonio


    Convivencia:  La típica grilla de triángulos de Foster, emerge del Edificio histórico de la Corporación Hearst.
    Convivencia: La típica grilla de triángulos de Foster, emerge del Edificio histórico de la Corporación Hearst.

    Berto González Montaner. Editor jefe ARQ

    bmontaner@clarin.com

    ¿Qué hacer cuando la vida útil de un edificio venció? ¿Hay que tirarlo abajo o es posible recuperarlo? La pregunta no tiene única respuesta. Foster, en pleno Manhattan, pinchó el antiguo edificio Déco del imperio periodístico Hearst con una modernísima torre (ARQ 8/08/06). Una idea que ya habían mostrado los argentinos Agrest – Gandelsonas en la década del 70 cuando plantearon hacer lo mismo con una construcción existente en Madison y la 71, en pleno distrito histórico. A HOK y al Estudio Aisenson, autores del Edificio La Nación (Bouchard 551), no les pareció importante conservar la carcaza del diario proyectado por SEPRA en los años 60, una excelente pieza de la arquitectura moderna criolla. Se apoyaron en su estructura y construyeron una torre que no dejó vestigios del antiguo edificio. En la torre del Banco Galicia, en el microcentro porteño, simplemente tiraron abajo el viejo Banco Español, construyeron la torre y, por requerimiento municipal, dejaron solo como testimonio del pasado dos caricaturas de la fachada antigua. Los marplatenses Mariani – Pérez Maraviglia tomaron otras decisiones con los ex-talleres del diario La Prensa, en Azopardo y Chile (pág. 6). Desactivadas sus rotativas, usaron los espacios obsoletos para erigir una torre mientras en el resto del edificio sigue funcionando la redacción. Retrocedieron la traza de la torre dejando así una suerte de basamento que logra no desnaturalizar la escala urbana y la memoria del lugar.

    desde Visiones del patrimonio.

    A %d blogueros les gusta esto: