Bienvenidos a la edad del dónde · ELPAÍS.com · Estilos


Reclamo publicitario de The Icecreamists, helados punk y sexy que hacen las delicias de los madurialistas.- ElPais.es
Reclamo publicitario de The Icecreamists, helados punk y sexy que hacen las delicias de los madurialistas.- ElPais.es

Los expertos predicen que éste va a ser el año de la localización

XAVI SANCHO – Barcelona

Qué es el dónde. Si nos debemos ajustar a las predicciones realizadas por algunos de los gurús de las tendencias globales, la principal conclusión respecto a 2010 es que éste será el año de la localización. Más que nunca, el código postal definirá las manifestaciones culturales y estéticas, las formas de relacionarnos y los nuevos estereotipos posmodernos. Según Ane Lise Kjaer, experta en definir prototipos a partir de tendencias incipientes, «este año vendrá marcado por lo emocional y por los contrastes entre lo público y lo privado, pero sobre todo, entre lo local y lo universal». Más que si habrá películas de gángsters o discos de soul, este año nos vamos a preocupar, más que nunca y con la idea de que será así siempre, por el dónde. Atrás quedan el cómo de la primera mitad del siglo XX, el qué de la era dorada del pop y el cuándo de la época del revival.

Ultralocalizadores. En un reciente artículo publicado por Pat Cushmore, fundador de Mashable, en la CNN, la localización y los instrumentos utilizados para ello (Google lattitude, Gowalla, Foursqaure…) pasarán de ser un servicio online a convertirse en una capa más del entramado de Internet. La nueva generación de móviles ya trae GPS y la fiebre por informar de dónde están las cosas en tiempo real se extiende como un virus. En Los Ángeles, Kogi Korean BBQ es popular por su comida y por sus cuatro furgonetas que recorren la ciudad y se apostan cada día en diferentes esquinas. Mediante twitter, su web y tu smartphone puedes saber a qué lugar exacto debes ir para tomarte tu burrito. Los ayuntamientos de Río y São Paulo avisan vía twitter del estado del tráfico mientras Obama pone webcams en la Casa Blanca.Nike ha creado un dispositivo genial a través del cual te puedes seguir a ti mismo mientras practicas footing. Este año no podrás esconderte.

Madurialismo. Según el servicio de búsqueda y reconocimiento de tendencias Trendwatching, esta palabra, que nace de la mezcla entre maduro y materialista, es lo último en definición de personajes atrapados en el síndrome de Peter Pan pero necesitados cada año de enmarcarse en una nueva nomenclatura. Como los Kidults de hace un par de temporadas, son adultos con alma de niño. Esta vez no quieren productos que recuerden a sus años mozos, sino que buscan helados sexys, chupa chups eróticos, chocolates para adultos o batidos de leche con alcohol. Valor lleva ya años con aquello del chocolate, placer adulto, y Chupa Chups ha fabricado cascos de moto y ha utilizado señoras muy agraciadas en sus campañas. Pero la guinda ha llegado con The Icecreamists, unos británicos que fabrican helados punk y sexy. Más cerca de Agent Provocateur que de Frigo, acaban de lanzar su helado Sex Pistols.

Orgullo urbano. Otra de las entradas del informe Trendwatch incide en la ciudad como eje alrededor del que, cada vez más, se van a estructurar las filiaciones personales y la construcción de las realidades culturales. Pese a lo poco sensato que parece hablar de ciudades como sustitutivo de naciones en año de Mundial de Fútbol, podemos marcar Manchester y Bucarest como las dos urbes desde las que nos podrían llegar algunas de las más interesantes y modernas apuestas culturales. Pero la ciudad que más de moda se va a poner este año va a ser, sin duda, Bundy, una localidad australiana que ha prohibido el agua embotellada y que, según los expertos, es precursora en el absolutismo ecológico.

desde Bienvenidos a la edad del dónde · ELPAÍS.com.

El paisajismo siembra esperanza · Estilos


Integración paisajística en la Serra Grossa de Alicante, de Urzelai & de Miguel.
Integración paisajística en la Serra Grossa de Alicante, de Urzelai & de Miguel.

Dos nuevos proyectos en Terrassa y Alicante transforman la idea del parque y del paseo

ANATXU ZABALBEASCOA – Madrid

Los nuevos parques urbanos brotan de antiguas refinerías o fábricas reconvertidas. Viejos depósitos de deshechos y carburantes, absorbidos por la trama urbana tras el crecimiento de las ciudades, se someten a una nueva vida, esta vez más plácida. Transformados en zonas de recreo, reaparecen arropados por un incipiente manto vegetal y por la sombra de nuevos árboles. La búsqueda de espacios públicos en los centros urbanos no es una novedad, pero sí es nuevo que incluso en antiguos paraísos de la especulación inmobiliaria, como la costa mediterránea, entre un urbanismo desproporcionado y abusivo florezcan ahora senderos y zonas de sombra. El paisajismo está comenzando a trabajar con deshechos y lejos de convertirse en una disciplina andrajosa está ganando una batalla.

El arquitecto catalán Pere Riera lleva años entendiendo que la operación de salvar el paisaje pasa por intervenciones limitadas y pequeñas cirugías. Desde que convirtiera los restos de una antigua central eléctrica en el Parque de las Tres Chimeneas -hoy un reclamo del Poble Sec barcelonés- Riera se ha especializado en zurcidos urbanos junto a sus socios del estudio RGA. Su trabajo ha consistido en ordenar espacios públicos sin definir para, entre los restos, hacer crecer un parque. En Tárrega, aprovechó la carretera que cruza el pueblo para permitir que entrase también el paisaje. Y ahora, en Terrassa, ha cosido las plazas que rodean al conjunto monumental de iglesias de Sant Pere sin borrar su pasado y sin hacer desaparecer siquiera su fragmentación. El mensaje es sutil, pero contundente: es posible conjugar unidad y diversidad.

Un poco más abajo, también en el Mediterráneo, tras llevar desahogo a la nueva densidad de Valencia con el Parque de Cabecera, Eduardo de Miguel firma ahora, con José María Urzelai, la Integración paisajística de la línea del Tram en la Serra Grossa, Alicante. Se trata de un ejercicio que establece líneas y conexiones entre lo vecino pero inconexo. Un proyecto que entiende que el paisaje es siempre uno, sin límites ni fronteras, y la montaña, las carreteras, el mar y el puerto forman un espacio único que debe tratarse como un conjunto que absorbe aciertos y, si es posible, se traga desaciertos anteriores. Algo parecido logra, también en el Levante, la Via Verde que conecta, para paseantes y ciclistas, Benicàssim y Oropesa, un proyecto de la Generalitat Valenciana que puso de acuerdo a ayuntamientos y fue inaugurado este verano.

desde El paisajismo siembra esperanza · ELPAÍS.com.

Ciudades que rozan el cielo


Chicago además de emblemáticos Rascacielos cuenta con Museos, Teatros y un Célebre Barrio Chino. Oficina de Turismo de Chicago
Chicago además de emblemáticos Rascacielos cuenta con Museos, Teatros y un Célebre Barrio Chino. Oficina de Turismo de Chicago

Postales y Grandes Urbes

De Tokio a Yakarta en la huella que abrió Nueva York, deslumbran con sus torres y su vértigo. Atracciones y estilo de estas gigantes.

Nerio Tello. ESPECIAL PARA CLARIN

Las grandes ciudades son amores eternos e inexcusables. Se les puede reconocer defectos, ver multitudes caminando hacia la nada, registrar la dimensión de la pequeñez humana; pero no se puede estar sin ellas. Eso sucede con Nueva York, la gran ciudad de los rascacielos, paradigma de la ciudad moderna. Pero también puede decirse de muchas otras que crecieron para competir en grandeza, en confusión, en el apasionante crecer hacia el cielo, en la sutil belleza, en atosigamientos multitudinarios, en vértigos callejeros, en densas autopistas, en expresiones artísticas que brotan como juncos, en ristras de edificios donde las princesas se cruzan con los sapos, en sus pretenciosas arquitecturas.

En una vieja serie televisiva se afirmaba: «Hay ocho millones de historias en la ciudad desnuda». Se refería, claro, a Nueva York. En la actualidad, hay muchas ciudades desnudas; a la vez, magníficamente vestidas: son «las otras Nueva York». Son mega ciudades, casi ilusorias, modernas Babel donde todo es parecido y diferente. Y todas se miran en el espejo deslumbrante y deforme de la gran NY.

desde Ciudades que rozan el cielo.

Una ‘bauhaus’ francesa y futurista · Estilos


Le Fresnoy Studio Nacional des Arts Contemporains
Le Fresnoy Studio Nacional des Arts Contemporains

Bioarte y audiovisuales caracterizan Le Fresnoy, un centro único en Europa

Roberta Bosco – Tourcoing

El hombre se acerca a la que parece una pintura abstracta y vierte un poco de agua en unos agujeros detrás de la supuesta tela. El hombre es el brasileño Eduardo Kac, pionero del bioarte y la obra que está alimentando no es una pintura, sino un biotopo, un ecosistema de bacterias y otros organismos, que van desarrollándose, según la luz, la temperatura y otros factores ambientales, que determinan su forma, color y actividad. El biotopo se presenta en Panorama, la exposición que reúne todas las producciones de 2009 de Le Fresnoy Studio Nacional des Arts Contemporains, una mezcla de escuela de arte, centro de cultura y centro de producción experimental, situado en Tourcoing, una ciudad del norte de Francia, al lado de Lille y de la frontera con Bélgica.

desde Una ‘bauhaus’ francesa y futurista · ELPAÍS.com.

¿Hay vida tras las bienales? · Venecia


Miembros de Rebiennale desmontando la Bienal de Arquitectura de 2008.
Miembros de Rebiennale desmontando la Bienal de Arquitectura de 2008.

REPORTAJE: Estilos

Un colectivo plantea un futuro para las infraestructuras de una gran cita de arte
ROBERTA BOSCO – Venecia

¿Qué pasará con todas las estructuras de la Bienal de Venecia, pensadas para acoger miles de visitantes, cuando se cierre el próximo 22 de noviembre? ¿Cuál es el impacto sobre la ciudad de este multitudinario evento, que se alterna anualmente con la Bienal de Arquitectura? «Las bienales duran entre tres y cinco meses. A su clausura todas las estructuras, y a menudo las propias obras, concluyen su ciclo vital como inútiles desechos que alimentan la insostenibilidad ambiental. De ahí la idea de reutilizar estos materiales en un proyecto colectivo de regeneración urbana, que convierte la Bienal en un laboratorio de ideas y prácticas, llevando la interacción con la ciudad mas allá de las visitas a las exposiciones».
Quien así habla es la antropóloga y documentalista Marina Nebbiolo, miembro de Rebiennale (www.rebiennale.org), un colectivo de arquitectos, diseñadores, artistas, profesores, estudiantes e investigadores varios, que se dedica, por un lado, a estudiar el impacto y la sostenibilidad de los pabellones y los propios proyectos artísticos y, por otro, a reciclar en iniciativas tanto sociales como artísticas todo el material (desde ordenadores y clavos hasta instalaciones efímeras) que queda inutilizado cuando se acaba la Bienal.

«El proyecto, que nació en 2008, en ocasión de la 11ª Bienal de Arquitectura, ha sido posible gracias a la sinergia entre los comisarios y arquitectos participantes y varias asociaciones comprometidas con la autorecuperación y autoconstrucción como soluciones innovadoras a la crisis de la vivienda, reunidas en la plataforma Commons Beyond Building«, explica Nebbiolo. Los resultados de esta estrategia aplicada a la muestra de arquitectura se presentaron la semana pasada en Venecia, durante los días reservados a los profesionales, la denominada vernice de la Bienal, cuando la ciudad bate todo récord de concentración de personas vinculadas al arte por metro cuadrado.

desde ¿Hay vida tras las bienales? · ELPAÍS.com.

A %d blogueros les gusta esto: