Argentina: Murió Mario Roberto Alvarez, el arquitecto más prestigioso del país


Para sus pares era el mejor. Construyó desde el Teatro San Martín hasta la torre Le Parc.

PorMIGUEL JURADO

AUTOR ENORME. ENTRE SUS OBRAS FIGURAN EL EDIFICIO DEL HOTEL HILTON, EL DE AMERICAN EXPRESS Y EL DEL STANDARD BANK EN PUERTO MADERO. Clarín.com
AUTOR ENORME. ENTRE SUS OBRAS FIGURAN EL EDIFICIO DEL HOTEL HILTON, EL DE AMERICAN EXPRESS Y EL DEL STANDARD BANK EN PUERTO MADERO. Clarín.com

Entre todos los rasgos que definen a un gran arquitecto, Mario Roberto Alvarez además tuvo la virtud de la longevidad. Falleció ayer, nueve días antes de cumplir 98 años. Con él desaparece una personalidad singular y quizás el arquitecto más importante de la Argentina. Hasta el año pasado, fue elegido por sus colegas como el más prestigioso del país en la encuesta que realiza Diario de Arquitectura.

Alvarez es autor de cientos de edificios entre los que figuran el Teatro y Centro Cultural San Martín, la Bolsa de Comercio, el puente de Juan B. Justo, el Edificio IBM, la torre del Banco Galicia, la Torre Le Parc, el edificio del Standard Bank en Puerto Madero y los hoteles Hilton y Continental, solo por nombrar los más conocidos.

Nacido para liderar, Mario Roberto Alvarez se permitió (y se propuso) tener una productiva trayectoria, la que construyó desde cero. En 1937 egresó de la Facultad de Arquitectura de la UBA con Medalla de Oro, distinción que antes había conocido al egresar del Colegio Nacional Buenos Aires.

Sin los contactos que en esa época resultaban imprescindibles para trabajar de arquitecto, el joven Mario recaló en la Municipalidad de Avellaneda después de viajar durante casi un año (gracias a un premio por su desempeño universitario). En Europa tomó contacto con la vanguardia que ya abrazaba en la facultad y se forjó el perfil de arquitecto moderno que tuvo hasta sus últimos días.

El imponente lobby del hotel Hilton en Puerto Madero, Buenos Aires - Wikipedia
El imponente lobby del hotel Hilton en Puerto Madero, Buenos Aires - Wikipedia

Inteligente, agudo, organizado y simpático cuando quería, Alvarez convirtió a su nombre en una marca que simboliza eficiencia y austeridad. Pero Alvarez fue un innovador en muchos sentidos. Cuando empezó su carrera profesional, la modernidad era una virtud poco valorada. El mismo contaba que uno de sus primeros clientes le pidió una casa de estilo. Como no podía convencerlo de hacer otra cosa, el joven arquitecto desarrolló dos proyectos, uno moderno y otro de estilo. Al presentarlos, logró convencer a su cliente.

Mario Roberto Álvarez en 1974 - Wikipedia
Mario Roberto Álvarez en 1974 - Wikipedia

Para tener una idea de las condiciones culturales de su época basta con saber que el edificio de la Fundación Eva Perón (hoy Facultad de Ingeniería, en Paseo Colón 850), se terminó de construir en 1955. Alvarez había diseñado su genial Teatro San Martín dos años antes. Mario Roberto solía decir: ”Tengo pocas ideas, pero las respeto”, una sentencia que intentaba ocultar su brillo como proyectista, el mismo que lo llevó a ganar decenas de concursos. En su estudio lo llamaban “Jefe”, sus comentarios eran cortos, respetuosos, precisos. Era un profesional a la antigua, de los que tratan de usted a los colegas.

Tal vez su máxima innovación no se vea en sus obras sino en la organización que creó para hacer arquitectura: una máquina eficiente y enérgica como nunca se vio. Digna de otras latitudes, donde la arquitectura tiene menos de la imprevisibilidad del artista y más programación. Hábil armador de equipos, sacaba lo mejor de cada uno y predicaba con el ejemplo: llegaba primero y se iba último.

vía Murió Mario Roberto Alvarez, el arquitecto más prestigioso del país.

Tenia 97 años y fue un referente de la arquitectura

Murió Mario Roberto Alvarez

Murió ayer, a los 97 años, uno de los máximos referentes de la arquitectura en la Argentina, Mario Roberto Alvarez. Representante influyente del Movimiento Moderno en el país, su extenso trabajo vinculado a los principios del racionalismo lo convirtieron en un ícono de ese movimiento. Entre sus trabajos más destacados se encuentran los edificios del Teatro San Martín, de IBM, la sede social de Somisa y la Torre Le Parc.

Trabajador incansable, llevan su firma un centenar de obras, muchas de ellas emblemáticas de la ciudad y del país, que comprenden centros sanitarios, edificios de laboratorios, universidades, colegios, bancos, edificios de departamentos, teatros, radios, inmuebles para oficinas, galerías, hoteles, casas habitación, urbanizaciones, aeropuertos y clubes de deportes.

Estudió en el Colegio Nacional de Buenos Aires y cursó arquitectura en la Universidad de Buenos Aires. En ambas instancias se recibió con medalla de honor. En 1938 recibió la beca Ader, lo que le permitió realizar un viaje a Europa, donde visitó 115 ciudades y numerosas obras. En esa oportunidad, se entrevistó con grandes referentes de la arquitectura mundial. Un año después realizó la primera obra de su autoría: la Corporación Médica de San Martín, elogiada por una revista italiana por su “espíritu de renovación racional”. En 1947 constituyó su propio estudio de arquitectura. “La búsqueda de síntesis y simplificación y las varias pruebas para una misma solución, que había aprendido de Virgilio, serán parte de su bagaje profesional posterior”, se lee en el sitio oficial de su estudio.

Un apasionado del trabajo, un genio

Por ENRIQUE GARCÍA ESPIL PRESIDENTE SOCIEDAD CENTRAL DE ARQUITECTOS

Mario Roberto Alvarez entró en la historia de la arquitectura. Su personalidad, caracterizada por la búsqueda de la excelencia y la pasión por el trabajo, quedó grabada en cada una de sus obras; el compromiso con los postulados del movimiento moderno se ha mantenido desde los centros sanitarios proyectados hace más de 70 años para distintas localidades del norte argentino hasta sus últimos edificios de gran altura de Capital.

Torre Galicia Central - Vista desde el atrio de la Basílica de la Merced. Wikipedia
Torre Galicia Central - Vista desde el atrio de la Basílica de la Merced. Wikipedia

Obras como el Teatro San Martín, el edificio Somisa en la Diagonal Sur, edificios de vivienda y de oficinas construidos a lo largo de más de cincuenta años en distintas ciudades, desde la ya clásica esquina de la Avenida Mitre en Avellaneda hasta la reciente torre próxima al Monumento a la Bandera en Rosario, dan testimonio de la excelencia, el rigor y la sobriedad que caracterizaban su obra. Un genio de la arquitectura nos dejó.

Innovador y prolífico, dejó su huella en algunas de las mejores obras de la Ciudad

Con 74 años de carrera, el estilo de Alvarez atraviesa Buenos Aires y otras ciudades del interior.

Mario Roberto Álvarez y Asociados. MRA+A. Estudio de Arquitectura

Mario Roberto Álvarez – MRA / Súper-hilo en Skyscrapercity.com

Cuadernos de Viaje: Mario Roberto Alvarez

El ilustrador itinerante

Scalae Mario Roberto Alvarez

por Mario Roberto Alvarez

Referencias

Mario Roberto Alvarez. Arquitectura Forma y Ciudad

Entradas anteriores en ArquitecturaS:

Mario Roberto Alvarez (Entrevista, La Nación)

Guitarras, botellas, pipas, Alvarez

* – * – * – * – *

La noticia de hoy en ArquitecturaS (vía Twitter@darioalvarez

http://twitter.com/#!/darioalvarez/status/133152358426361856

Seminario “Versus Le Corbusier TERCERA EDICIÓN” en la ETSAM (Convocatoria y Cartel recibidos)


Recibo este material – Convocatoria, enviada por el Doctor en Arquitectura Raúl del Valle González, Profesor Asociado de Proyectos Arquitectónicos en la ETS Arquitectura de Madrid.  Sin más, la transcribo a continuación, acompañada de su cartel respectivo.

– – –

Versus Le Corbusier (Tercera Edición) en la ETSAM
Versus Le Corbusier (Tercera Edición) en la ETSAM

Universidad Politécnica de Madrid
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid
Departamento de Proyectos Arquitectónicos.

MASTER EN PROYECTOS ARQUITECTONICOS AVANZADOS 2011/2012
SEMINARIO VERSUS LE CORBUSIER
PROFESOR, RAÚL DEL VALLE GONZÁLEZ

OCTUBRE 2011-ENERO 2012
AULA 1N5, MIÉRCOLES y JUEVES de 12:30h a 14:30h.
COMIENZO DEL SEMINARIO: 5 DE OCTUBRE

Versus Le Corbusier toma prestado en el título la preposición latina versus, palabra tomada de la jurisprudencia inglesa en el sentido siempre de confrontación, pero cuyo significado real es “hacia a”, “ir hacia”. De esta manera, Hacia Le Corbusier o Ir hacia Le Corbusier, podría rememorar en el título el manifiesto escrito en 1923 por el maestro, Vers une Architecture, en el que se prendía mostrar las claves de una arquitectura aún por llegar, y en la que hoy estamos completamente inmersos.

En esta tercera edición de Versus Le Corbusier trataremos de establecer las claves para entender la arquitectura de nuestro tiempo, mediante el análisis, comparación e influencia del pensamiento y la obra de Le Corbusier, en relación con otros maestros del Movimiento Moderno o con los arquitectos más representativos de la contemporaneidad.

Pretendemos hacer una reflexión sobre los principios que rigen la arquitectura mediante un análisis y estudio entre los arquitectos y las obras más significativas de la historia de la arquitectura en general o de la modernidad y arquitectura contemporánea en particular. Y todos ellos, seleccionados por los propios alumnos en función de sus intereses de investigación: el seminario se adapta a las inquietudes de los alumnos sin perder los objetivos del mismo. Se trata pues de un seminario abierto y flexible, siempre condicionado por los arquitectos y temas seleccionados en cada ocasión por el alumnado. Se trata de una oportunidad de revisar la figura y obra de Le Corbusier en relación a otros grandes arquitectos.

Versus Le Corbusier en la ETSAM
Versus Le Corbusier en la ETSAM

Paralelamente, intentaremos transmitir al alumno los mecanismos y las claves para abordar su futura Tesis Doctoral con eficacia: enfrentar al alumno con la redacción de un texto que bien podría entenderse como un capítulo de su Tesis (citas, bibliografía, capítulos, referencias a imágenes, etc.) o realizar una exposición pública de los trabajos que bien podría entenderse como un ensayo de su lectura y defensa. Una publicación con registro ISSN recogerá los resultados obtenidos.

El Seminario se estructurará en tres partes. La primera, con una serie de clases de apoyo y contexto a la figura de Le Corbusier; la segunda, con una serie de clases en formato conferencia-coloquio impartidas por profesores invitados; la tercera parte consistirá en las clases impartidas por Raúl del Valle, director del Seminario. Este conjunto de clases de los profesores quieren ser además referencias para los alumnos a la hora de realizar sus trabajos: los alumnos podrán ver de mano de los profesores lo que ellos mismos tendrán que hacer al final del curso con las exposiciones públicas de sus trabajos.

En la segunda semana de curso, el alumno seleccionará el arquitecto escogido para relacionar con Le Corbusier. La calificación constará de dos partes: la exposición pública que se realizará a finales de diciembre y un trabajo escrito que se entregará a lo largo del mes de enero.

Raúl del Valle González
Doctor Arquitecto.
www.rauldelvalle.es

ETS_Arquitectura_DSCN0073

Fachada_DSCN0083

* – * – * – * – *
La noticia de hoy en ArquitecturaS (vía Twitter@arquitectonico

http://twitter.com/#!/arquitectonico/status/81300571788804097

¿Es arte una obra de arquitectura?


Arquitectura

  • La 0.3

  • La Arquitectura pertenece a las Artes Mayores y es también una de las Artes Visuales. Cualquiera se ha conmovido con una obra: la Arquitectura es arte inevitable, ya que habitamos espacios construidos.

    Por Graciela de Kuna, arquitecta y magister en educacion por el arte

    Like This!

    Una arquitecta del equipo que emplea Casinos de Misiones para la reforma del Hotel de Turismo de Posadas preguntó irónicamente: “Y qué, ¿acaso es una obra de arte?” El edificio de Hotel y Oficinas para el IPSM (Instituto de Previsión Social de Misiones) fue proyectado por los arquitectos Mario Soto y Raúl Rivarola. Se terminó de construir en 1964 y desde entonces se ha transformado en un referente de la arquitectura del Movimiento Moderno en Argentina.

    [picapp align=”left” wrap=”true” link=”term=architecture&iid=9327728″ src=”http://view.picapp.com/pictures.photo/image/9327728/23rd-fete-cinema-reception/23rd-fete-cinema-reception.jpg?size=500&imageId=9327728″ width=”380″ height=”249″ /]

    Su concepción puede ser leída en el contexto de la provincialización de Misiones (1953) anteriormente Territorio Nacional dependiente de Corrientes. En ese marco, con la participación de Testa, Dabinovic, Rossi, Gaido, Sigal, Vapñarsky, Winograd, entre otros, se concursaron edificios contenedores de anhelos de progreso y resultantes de diversos programas, entre ellos el Parador Turístico de San Javier, sobre el río Uruguay y la Escuela Normal N° 1.

    Educación y turismo fueron los ejes impulsores que encontraron en Soto y Rivarola representantes dignos de formalizarlos.

    “Y qué, ¿acaso es una obra de arte?”, preguntó con fastidio la arquitecta del equipo que lo reestructura ante el requerimiento de los colegas reunidos en torno al nuevo proyecto. La tensa reunión, convocada por el presidente del Colegio de Arquitectos de Misiones, era para que presentaran su propuesta de reformulación. Es que el Hotel (foto) debía ser actualizado según las normas de seguridad, a casi 60 años de su construcción, hay nuevas funciones, necesidades y requerimientos que solicitaban de una espacialidad diferente, más todo ello no amerita su casi destrucción para ser utilizado como mera estructura de soporte del nuevo y lujoso hotel para el IPSM.

    No se trata de una obra cualquiera, sino de la actualización de una acreditada obra de arquitectura del Movimiento Moderno en nuestra tierra, que figura en los libros de Historia de la Arquitectura Argentina, se estudia en la mayoría de las facultades del país y es reconocida nacional e internacionalmente. En 2008, la lucha para rescatarlo y evitar su fatal casi desaparición recibió apoyo importante de la comunidad arquitectónica, de ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios), DO.CO.MO.MO. (Comité Internacional de Documentación y Conservación de Edificios, Sitios y Desarrollos Urbanos del Movimiento Moderno), entre otros.

    La pregunta del comienzo, tan despectiva, disparó otra: ¿es el Hotel una obra de arte? O para ir un poco más allá y generalizar: ¿es la obra de arquitectura, arte? Es una pregunta que atraviesa su historia, la Arquitectura, perteneciente a las llamadas Artes Mayores, luego del Renacimiento (junto con la Pintura y la Escultura) también se diferenciaba por ser un Arte Utilitario. En tiempos de la industrialización, inclinándose por la segunda en el contraste entre “Arte por el Arte” o “Arte para la Sociedad”, será madre de las Artes del Diseño, desarrollando el Textil, de Indumentaria, de Moda, Teatral, Gráfico, Industrial, etc.; pero también ancla en las Artes Visuales. En fin, pertenece a distintos órdenes y sobre todos, sin dudar, a las Artes. De hecho, es usual hablar de la emoción, la fruición, la alegría que una inesperada o pequeña obra puede suscitar.

    vía ¿Es arte una obra de arquitectura?.

    Bookmark and Share

    Brasilia, 50 años – Blanco y Negro (Madrid) – 23/04/1960, p. 34 – ABC.es Hemeroteca


    Brasilia ha sido construida en tres años y medio - ABC (España) Hemeroteca digital
    Brasilia ha sido construida en tres años y medio - ABC (España) Hemeroteca digital

    m; í í v. v- En el corto espacio de tres años y medio se ha transformado un paraje casi desértico, de Brasilia, la ciudad más moderna del mundo, ha sido inaugurada el jueves último. Surge como ejemplo de urbe futura en el mundo actual. La nueva capital brasileña, construida a 1.500 kilómetros de las costas y a 1.200 metros de altitud, es el punto de encrucijada de las redes ferroviarias y de las pistas más importantes del país. Su arquitectura responde a las más depuradas técnicas modernas. El artífice de esta obra revolucionaria es el arquitecto Oscar Niemeyer. Su proyecto de ciudad es HA SIDO CONSTRUIDA EN TRES AÑOS Y MEDIO.

    vía Blanco y Negro (Madrid) – 23/04/1960, p. 34 – ABC.es Hemeroteca.

    Bookmark and Share

    URBANO/ 50°ANIVERSARIO DE BRASILIA

    La utopía hecha realidad

    A 50 años de su inauguración, la historia y los significados de Brasilia, la ciudad soñada por Lucio Costa, Oscar Niemeyer y el presidente Kubitschek.

    Miguel Jurado.
    mjurado@clarin.com

    Brasilia nació mucho antes de su fundación, acontecimiento que cumple esta semana 50 años. Nació como un modelo abstracto en la cabeza de los pioneros del Movimiento Moderno a comienzos del siglo XX y como un deseo en el corazón de los brasileños desde sus más remotos orígenes coloniales (ver La historia…). Ese encuentro de voluntades no podía haberse producido en otra época que no fuera el final de los 50. Por caso, mucho antes, cuando en los Estados Unidos decidieron crear la capital de una nación joven, la construyeron siguiendo los patrones clásicos que le impusieron a Washington el sello imperial que ofrecía la antigüedad. Brasilia, por el contrario, para tomar forma se alimentó de lo que no existía. Encontró inspiración en el optimismo futurista, en la esperanza positivista y cartesiana que ofrecían las vanguardias de su época. Tres años y diez meses, los “mil días” establecidos por el presidente Juscelino Kubitschek (JK), fue el tiempo que demandó la construcción de la capital más joven de Latinoamérica. Se inauguró el 21 de abril de 1960. Fue una proeza técnica y política llevada a cabo por los brasileños más brillantes de su momento, destacados profesionales del urbanismo, la arquitectura y la ingeniería, así como paisajistas y artistas.

    EDITORIAL
    Epopeyas

    Berto González Montaner. Editor jefe ARQ
    bmontaner@clarin.com

    ARQ coincide en su edición número 400 con el 50 aniversario de la inauguración de Brasilia. Por eso el tema central de esta edición especial está dedicado a la capital brasileña. Y además, para completar el festejo, esta entrega viene con la revista DNI de regalo.

    El 21 de abril de 1960 se inauguró Brasilia, el gran sueño urbano del Movimiento Moderno que, como pocos, se convirtió en realidad. Hoy, una realidad mucho más compleja de la que imaginó Lucio Costa con esos dos trazos que formaban un avión de cara al futuro. Ahora, ese dibujo, esa maqueta escala 1:1 con sus magníficos edificios, dejó de ser, como dice Roberto Segre, una “ciudad” para convertirse en un sistema urbano complejo con ciudades satélite, más en concordancia con las contradicciones políticas, económicas, sociales y culturales del Brasil contemporáneo. Brasilia fue una proeza técnica, política y estética. Toda una epopeya realizada en tan solo 1.000 días. Los suficientes como para empezar a cambiar la historia, equilibrar el basto territorio brasileño y construir casi de la única mano de Niemeyer una constelación de edificios magníficos que, vistos uno por uno, emocionan; pero que en conjunto adquieren una potencia tal que ratifican lo que el presidente Juscelino Kubitschek quiso lograr: la ciudad más bella del mundo.

    URBANO/ 50°ANIVERSARIO DE BRASILIA

    Nuevos modelos urbanos

    Cómo se revaloriza Brasilia frente a los problemas de otras grandes operaciones urbanas como Barcelona, Dubai y Bogotá.

    Marcelo Corti . Especial para Clarín

    Para Bill Gates es más fácil: un programa informático mal diseñado se retira del mercado, se reelabora y en pocos meses está de nuevo a la venta. Pocos se acuerdan del error original. Con las ciudades es distinto. Los edificios que las componen y las infraestructuras que las hacen viables son muy caras y necesariamente deben amortizarse en el tiempo. Las ciudades se renuevan cada 50, 70 o 100 años, sus trazados permanecen por siglos.
    Apenas inaugurada Brasilia, las críticas hicieron pensar que había fracasado en su concepción urbana, más allá de la belleza de algunos de sus edificios. Fue el modelo mismo de la ciudad de la Carta de Atenas el que sufrió aquellos embates. Se cuestionaban los paradigmas de especialización funcional, disolución del tejido urbano y el espacio público y la alta demanda de movilidad que requería su funcionamiento. Estas cuestiones aparecían ya en grandes operaciones urbanas y especialmente en las reconstrucciones de las ciudades europeas luego de la Posguerra, pero en Brasilia y su antecesora Chandigarh se manifestaban por primera vez a escala de una gran ciudad construida por completo con las concepciones de la vanguardia. Se sumaba, además, la desaforada pretensión de determinar hasta el último detalle de una ciudad de 500.000 habitantes desde un único centro de decisiones.

    LA 03

    La imagen icónica de una ciudad moderna

    Roberto Segre. doctor en planeamiento regional y urbano, docente

    para conmemorar el 50° aniversario de Brasilia, ríos de tinta fluirán en libros, revistas, ensayos, entrevistas… Pero ¿qué es lo que se desea conmemorar? Porque, con certeza, todos los textos estarán acompañados de fotos del Eje Monumental, del Congreso Nacional o de la Plaza de los Tres Poderes. Pero ¿se resume Brasilia en estas imágenes? Ellas representan Brasilia, sin duda. Y éste es el primer punto fundamental. Lucio Costa y Oscar Niemeyer consiguieron una proeza única en el siglo XX. Crear la imagen icónica de una ciudad moderna, reconocida no solamente en Brasil sino en el mundo entero. O sea, la arquitectura monumental de Brasilia, que representa al estado brasileño, tuvo la misma repercusión popular que el fútbol, el carnaval y la Bossa Nova. Esto nunca había ocurrido con la arquitectura, que identificara a una ciudad nueva. Los íconos históricos siempre estuvieron en ciudades tradicionales: la Basílica de San Pedro en el Vaticano, la Torre Eiffel en París, el Empire State en Nueva York.

    Brasilia, un sueño que Niemeyer ayudó a diseñar en concreto

    Por Aldo Gamboa (AFP)

    BRASILIA — La ciudad de Brasilia, con su formato de un pájaro en vuelo, constituye el símbolo del antiguo sueño brasileño de unión e integración nacional, y a sus 50 años es una obra mayor que el arquitecto centenario Oscar Niemeyer ayudó a definir y diseñar con líneas sinuosas y cemento armado.

    Obra conjunta del urbanista Lúcio Costa, el paisajista Roberto Burle Marx y Niemeyer, la capital brasileña que festeja su cincuentenario esta semana nació ya innovadora, diferente de todas las otras ciudades del país, pero fueron los edificios futuristas del arquitecto nacido en 1907 los que la tornaron instantáneamente famosa.

    Los edificios que dotaron a Brasilia de su prestigio fueron surgiendo de a poco, pero el modernista edificio del Congreso, con sus semiesferas invertidas y avenidas pasando por el techo, así como la monumental Catedral se convirtieron de inmediato en iconos del país.

    Brasilia cumple 50 años en medio de polémicas y escándalos

    Considerada por sus admiradores como la obra maestra del modernismo en la arquitectura y por sus detractores como una artificial “Isla de la Fantasía”, la capital federal brasileña, Brasilia, cumple el miércoles 50 años de existencia tan rodeada de polémicas como cuando fue inaugurada, el 21 de abril de 1960.

    Brasilia. Brasil. Caminando sin rumbo

    [picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=Brasilia&iid=8522449″ src=”6/6/b/a/A_labourer_works_b097.jpg?adImageId=12577355&imageId=8522449″ width=”500″ height=”320″ /]

    Brasilia, de polo de desarrollo a centro de poder regional en 50 años

    Noticias EFE
    Eduardo Davis
    Brasilia, 16 abr (EFE).- Brasilia, que celebra este 21 de abril cinco décadas de su fundación, nació como un proyecto de desarrollo para el centro y el oeste del país, pero en los últimos años se ha convertido en un estratégico polo de poder suramericano.
    La ciudad que reemplazó a Río de Janeiro como capital de Brasil comenzó a construirse en 1956, fue inaugurada el 21 de abril de 1960 y supuso la coronación del sueño del entonces presidente, Juscelino Kubitschek, quien aspiraba a promover el desarrollo al interior de de un país con dimensiones continentales y volcado al Atlántico.
    La epopeya que supuso la edificación de una ciudad en medio de la nada, donde solamente había un cruce de caminos de tierra distantes unos 200 kilómetros de la urbe más próxima, despertó la curiosidad de numerosas personalidades extranjeras ya desde su concepción.

    Niemeyer no quiere ser “ícono de Brasilia”

    Río de Janeiro, Brasil.- Hace casi dos décadas, cuando algunos amigos le preguntaron cómo le gustaría ser recordado, dijo que desearía ver en su lápida una frase sencilla: “Oscar Niemeyer, brasileño, arquitecto. Vivió entre amigos, creyó en el futuro“.
    Ahora, a los 102 años de edad cumplidos en diciembre, Niemeyer se limitará a seguir de lejos los festejos por el cincuentenario de la fundación de Brasilia, la ciudad que, con Lucio Costa, hizo nacer en la desploblada y árida región centrooccidental de Brasil, en el estado de Goiás, y que se inauguró el 21 de abril de 1960.

    Niemeyer, a quien jamás le gustó viajar en avión, siente ahora el peso de los años, y limita sus desplazamientos al trayecto entre su departamento y su oficina, ambos en el barrio de Copacabana, en Río de Janeiro.

    Pero sigue trabajando activamente -ayudado por Vera, 40 años más joven, con quien se casó hace poco más de tres años- en varios proyectos, entre ellos las reformas de varios monumentos y edificios que instaló en Brasilia, como el Palacio del Planalto, la sede del gobierno, reformado con ocasión de los festejos de medio siglo de la ciudad a un costo estimado en unos 57 millones de dólares.

    En una entrevista reciente, el arquitecto aseguró que, mirando hacia atrás, está en general satisfecho por su obra más famosa: “Creo que no modificaría nada de gran importancia”, aseveró.

    Sin embargo, rechazó la idea de que es un “ícono” de la ciudad declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y considerada como un símbolo mismo de la arquitectura modernista del siglo XX.

    “Soy muy consciente del cariño, de la apreciación que me tiene la gente de Brasilia. Eso me conmueve especialmente… Pero no me considero como un ícono de Brasilia. Me gustaría ser recordado como uno de los arquitectos que contribuyeron a concretar el sueño favorito del presidente Juscelino Kubitschek (1955-1961), agregó.

    Brasilia – en Wikipedia

    Brasilia (en portugués Brasília) es la capital de Brasil, localizada en la parte central del país, unos 950 km al noroeste de Río de Janeiro. Tiene una población de 2.455.903 habitantes según las estimaciones del censo de 2007 y es la sede del gobierno federal, conformado por el presidente —quien trabaja en el Palacio de Planalto—, el Supremo Tribunal Federal de Brasil y el Congreso Nacional de Brasil.

    La construcción de la ciudad comenzó en 1956, siendo Lúcio Costa el principal urbanistaOscar Niemeyer el principal arquitecto. En1960, se convirtió oficialmente en la capital de Brasil. Junto con Putrajaya (la capital administrativa de Malasia) y Naypyidaw (la nueva capital de Birmania) es una de las ciudades capitales de más reciente construcción en el mundo.

    Brasilia se localiza en el Distrito Federal, el cual no tiene las mismas fronteras que la ciudad. El Distrito Federal se encuentra rodeado por el estado brasileño de Goiás, excepto por una corta frontera que comparte con Minas Gerais.

    En 1987 la Unesco declaró a la ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad, siendo la única ciudad construida en el siglo XX que ha recibido este honor.

    La capital de Brasil cumple medio siglo

    • Fue trazada sobre un plano y construida en apenas tres años.
    • Reúne algunas de las obras más espectaculares de Niemeyer.
    • Es la única ciudad construida en el siglo XX que es Patrimonio de la Humanidad; tiene forma de avión.
    RAFA VIDIELLA.

    Es, quizá, la ciudad menos brasileña de Brasil. Nada de playas y mar, mucho fútbol y naturaleza exuberante: aquí lo que resalta es la huella humana. La de políticos como Lula, que gobierna desde el Palacio del Planalto; la del arquitecto Oscar Niemeyer, autor de éste y otros edificios de la ciudad, o la de Lucio Costa, el urbanista que trazó la capital futurista del que, según el escritor Stefan Zweig, sería siempre “el país del futuro”.

    Futuro… Ésa es la palabra más idónea para definir lo que uno encuentra aquí, en medio del inmenso Brasil. Ya desde el cielo impresiona: cualquiera que llegue en avión verá, desde el aire, su fascinante trazado, mezcla de avión y de cruz. Un guiño estético de la única ciudad construida en el siglo XX que es Patrimonio de la Humanidad.

    Un guiño racional de una ciudad diseñada sobre un plano, en la que las alas agrupan viviendas y comercios y el fuselaje avenidas y oficinas federales. La cabina, por supuesto, es ocupada por la plaza de los Tres Poderes, que reúne al Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

    Cuatro décadas de vivienda moderna en España | Exposición ‘La vivienda del movimiento moderno. 1925-1965. Registro DOCOMOMO Ibérico’


    La casa Huarte fue levantada en Madrid entre 1965 y 1967. José Antonio Corrales y Ramón Vázquez Molezún
    La casa Huarte fue levantada en Madrid entre 1965 y 1967. José Antonio Corrales y Ramón Vázquez Molezún

    Cuatro décadas de vivienda moderna en España

    La exposiciónLa vivienda del movimiento moderno. 1925-1965. Registro DOCOMOMO Ibérico‘, promovida por el Ministerio de Vivienda, mostrará 40 años del Movimiento Moderno de la arquitectura española. La muestra, que se podrá visitar hasta el 28 de junio en la sala Arquería, en Madrid, reúne imágenes y maquetas de los edificios más emblemáticos de esta tendencia arquitectónica

    desde Cuatro décadas de vivienda moderna en España | elmundo.es.

    Exposición “La vivienda del movimiento moderno 1925-1965. Registro DOCOMOMO Ibérico” en Madrid

    Una exposición muestra cómo la vivienda acercó la arquitectura moderna a todos los rincones de España

    Todo pasa, todo queda


    OPINION
    Miguel Jurado. Editor de ARQ
    “…Pasada la ruptura total con la historia que promovió el Movimiento Moderno, superado el brote historicista del posmodernismo, nuestra actualidad reclama cuidar con respeto a los edificios recibidos y nos empuja a preguntarnos cuánto mejor es lo que le dejaremos a nuestros hijos…”

    Artículo en Clarín Arquitectura