Unir la ciudad dividida

[picapp align=»left» wrap=»true» link=»term=UN-Habitat&iid=8788826″ src=»5/8/c/e/To_match_feature_7f1d.jpg?adImageId=12857510&imageId=8788826″ width=»380″ height=»253″ /]

Hay que mejorar la coordinación entre las jurisdicciones de los aglomerados urbanos para construir políticas comunes.

Artemio Pedro Abba. Coordinador General del Observatorio Urbano Local – Buenos Aires

En el reciente 5° Foro Mundial Urbano, realizado en Río de Janeiro, la consigna fue disminuir la brecha urbana entre la ciudad de la riqueza y la opulencia y la ciudad de la pobreza y la degradación. Este paisaje urbano partido se manifiesta con mayor o menor agudeza en la construcción social de las ciudades, donde reside hoy más del 50 % de la población mundial.

En Argentina, dado el acentuado proceso de urbanización, casi el 90 % de la población vive en ciudades.

En el 2001, las dos terceras partes de la población urbana total vivía en alguna de las 26 aglomeraciones de más de 50 mil habitantes. De lo que se deduce que en todas ellas se plantean diferentes niveles de Complejidad institucional, que deviene del Tipo de interjurisdiccionalidad (formas de gobierno que coexisten en el territorio del aglomerado) y del Nivel de interjurisdiccionalidad (relación entre la cabecera y resto del aglomerado), originados por la conjunción de crecimiento poblacional y expansión territorial.

Sin embargo, la cuestión está ausente en la agenda política, y obliga a agregar otra dimensión de análisis a la cuestión central de un mundo urbano dividido: la minusvalía del derecho ciudadano a decidir el destino de su hábitat cotidiano debido a la fragmentación jurisdiccional.
No solamente la Buenos Aires Metropolitana, también Neuquén-Plottier-Cipolletti, o el Gran Mendoza, padecen esta patología jurídico-territorial. En las aglomeraciones urbanas se requieren distintas alternativas de gestión, teniendo en cuenta las dificultades interjurisdiccionales identificadas.
En ellas se acumulan problemas del sistema de movilidad colectiva, del saneamiento de cuencas o del tratamiento de los residuos sólidos urbanos (RSU). Estos sistemas atraviesan en forma cotidiana las aún omnipresentes líneas divisorias de las jurisdicciones de los gobiernos locales o provinciales, ineficaces para la gestión de los aglomerados. Esta realidad menoscaba a los habitantes de las áreas metropolitanas en la posibilidad de erigir espacios sociales donde construir políticas públicas comunes de mediano y largo plazo.

vía Unir la ciudad dividida.

Autor: Arquitectonico

Tecnólogo, Bloguero. Community Manager, Fotógrafo 2.0. Investigador - Docente, Profesor Universitario. Arquitecto (1987) Máster Gestión de la Innovación (2007) blogarquitectonico.com Twitter @arquitectonico

Un comentario en “Unir la ciudad dividida”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La Calle es Nuestra

Street Photography Collective from Spain

reportjob

Claves para encontrar trabajo

Dálle Jas!

Webserie Dálle Jas!

VAL DE RAMIRAS

Sinte a Natureza

A %d blogueros les gusta esto: