Celebración de la levedad

21st Century Museum of Contemporary Art Kanazawa, Ishikawa, Japan - Foto: Pritzker Prize
21st Century Museum of Contemporary Art Kanazawa, Ishikawa, Japan - Foto: Pritzker Prize

ARQUITECTURA / PREMIO PRITZKER / SANAA

Con apenas 15 años de trabajo conjunto, los japoneses Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa ganaron el Pritzker 2010. Las razones: una arquitectura potente, pero a la vez delicada, que contempla al usuario y al entorno.

Graciela Baduel.

gbaduel@clarin.com

Por una arquitectura que es a la vez delicada y potente, precisa y fluida, ingeniosa pero no abierta o exageradamente inteligente; por la creación de edificios que interactúan bien con sus contextos y las actividades que contienen, creando un sentido de plenitud y de riqueza vivencial; por un lenguaje arquitectónico singular que surge de un proceso de colaboración que es único e inspirador; por sus notables edificios realizados y la promesa de nuevos proyectos juntos”.

Por todas estas razones, con apenas 15 años de trabajo en conjunto, y poco más de un lustro de reconocimiento internacional, Kazuyo Sejima (54) y Ryue Nishizawa (44) fueron distinguidos con el máximo galardón de la arquitectura. Es la cuarta vez que el premio recae en arquitectos japoneses, la tercera en que se otorga a una dupla y Sejima es la segunda mujer galardonada (ver Todos los ganadores… en pág. 8).
El Pritzker, que otorga cada año la familia dueña de la cadena hotelera Hyatt, esta vez se entregará en Ellis Island, Nueva York. Y hasta allí irán a recibirlo el 17 de mayo los miembros de SANAA (Sejima and Nishizawa and associates), responsables de una veintena de obras, principalmente en su país, Europa y los Estados Unidos. El premio viene a coronar la rápida carrera del estudio en el ranking de la arquitectura global: desde que ganaron el León de Oro en la Bienal de Venecia (2004) gracias al Museo de Arte Contemporáneo del Siglo XXI, ubicado en Kanazawa (Japón), no paran de crecer.

Acaban de inaugurar el Rolex Learning Center, en Lausana, Suiza (ganado por concurso internacional) y entre sus proyectos inconclusos se cuentan una nueva sede del Louvre en Lens (Francia), la ampliación del Instituto de Arte Moderno de Valencia (España) y el edificio para una fábrica en el Campus de Vitra en Weil am Rhein (Alemania).
Para el jurado del Pritzker (Lord Palumbo, Alejandro Aravena, Renzo Piano, Carlos Jiménez, Rolf Fehlbaum, Juhani Pallasmaa, Karen Stein y Martha Thorne), los edificios de Sejima y Nishizawa “parecen engañosamente simples”, pero “tanto ella como él tienen la visión de que un edificio es un conjunto sin fisuras, donde la presencia física se retrae y forma un segundo plano sensual para la gente, los objetos, las actividades y los paisajes”.

Algo de eso se verifica en su primera obra en los Estados Unidos, el Pabellón de Vidrio del Museo de Arte de Toledo, en Ohio, terminado en 2006, donde grandes paneles curvos y transparentes se funden con el paisaje. También en su proyecto para la Serpentine Gallery del año pasado, una estructura etérea de acero inoxidable que reflejaba las gotas de lluvia y amplificaba el canto de los pájaros. Y en el Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York, una serie de cajones transparentes mal apilados que se adapta al perfil industrial del Bowery, en la zona sur de Manhattan.
Sejima y Nishizawa comenzaron a trabajar juntos en 1995, aunque mantienen proyectos independientes. Una de sus primeras obras, el O-Museum en Nagano (Japón), está enclavado en la ladera de una montaña y se adapta a la topografía de manera tal que no interfiere las vistas de las ruinas de castillo del siglo XIV.

vía Celebración de la levedad.

EDITORIAL
Lo que parece sencillo
—————————————-
Berto González Montaner. Editor jefe ARQ
bmontaner@clarin.com
Qué contraste entre la complejidad formal y la carga figurativa del edificio Otto Wulff diseñado por el arquitecto danés M. R. Rönnow en 1913 en el centro porteño y la ascética, abstracta y sensual geometría de las obras del estudio japonés SANAA, reciente ganador del premio Pritzker de la arquitectura.
Rönnow proyectó en la intersección de Belgrano y Perú un edificio cargado de símbolos, rematado por una cúpula con la imagen del Kaiser Francisco José I de Hasburgo (página 28). Un edificio de basamento, desarrollo y remate, ornamentado además con la fauna autóctona y con figuras que representan al herrero, el albañil, el carpintero y hasta al arquitecto que lo construyó.
En cambio SANAA con sus obras no quiere representar nada.
No quiere edificios parlantes. Kazuyo Sejima y Rue Nishizawa se preguntan ¿qué clase de espacio puede ser usado por la gente y que lo disfrute? Y llegan a las soluciones más apropiadas trabajando sobre el programa.

Entradas anteriores en ArquitecturaS:

Sejima y Nishizawa (SANAA) ganan el premio Pritzker (2010) · ELPAÍS.com

Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa (SANAA) – Pritzker Prize 2010 Official Photo Media Kit

Autor: Arquitectonico

Tecnólogo, Bloguero. Community Manager, Fotógrafo 2.0. Investigador - Docente, Profesor Universitario. Arquitecto (1987) Máster Gestión de la Innovación (2007) Web darioalvarez.org Twitter @arquitectonico

Un comentario en “Celebración de la levedad”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .