Zapatillas y rascacielos en El Viajero ::: Nueva York

Parque High Line en las alturas de Nueva York
Parque High Line en las alturas de Nueva York

El parque High Line, el New Museum y el futuro museo Whitney de Renzo Piano. Estrenos en la Gran Manzana

BÁRBARA CELIS

Nueva York ha vuelto a conseguir lo imposible: renacer de sus cenizas y reconquistar su lugar como epítome de la modernidad urbanística. Desde finales de los ochenta, esta ciudad vivió principalmente de las rentas de ese glorioso pasado cultural y arquitectónico adquirido con sus revolucionarios rascacielos a principios del siglo XX, pero como ciudad apenas contribuyó a marcar la diferencia en los albores del XXI. Luego llegaron los ataques del 11-S y una década de confusión en la que Pekín, São Paulo, BarcelonaBerlín le robaron protagonismo. Hasta ahora.

En los últimos dos años, diversos proyectos han confluido en Nueva York y han conseguido que esta ciudad, que optó por venderle su alma a la especulación inmobiliaria, con la consiguiente mediocridad estética, vuelva a ocupar un trono privilegiado entre las urbes con ideas de vanguardia. La más revolucionaria es el parque High Line (www.thehighline.org, abre de 7.00 a 22.00), inaugurado el pasado junio, un espacio abierto a la imaginación que atraviesa la ciudad a nueve metros del suelo, por encima del tráfico y por debajo de las nubes, con aspiraciones devoyeur indiscreto y de lugar para la evasión. Tiene vistas tridimensionales a los rostros de los peatones, a las parejas en la intimidad de los edificios y, sobre todo, a una ciudad que se funde de forma insólita y original con la mismísima esencia de un parque en el que la vegetación se mezcla con el cemento y juega a robarle espacio como lo hizo durante décadas mientras fue una vía de tren abandonada.
El parque (con accesos en las calles 14, 16, 18, 20 y Gansevoort) habita sobre los 2,4 kilómetros de hierro horizontal por los que viajaba un tren elevado que dejó de usarse en los pasados años treinta y que inexplicablemente mantuvo intacta su estructura de hierro entre edificios hasta que un grupo de vecinos propuso transformarlo en un parque y triunfó frente a los tiburones inmobiliarios que abogaban por su desmantelamiento. Su nacimiento es el colofón a una serie de novedades arquitectónicas y urbanísticas que tienen como eje central humanizar el espacio donde se desarrolla la vida ciudadana de Nueva York.

desde Zapatillas y rascacielos en El Viajero de ELPAÍS.com.

El coleccionista de parques

Autor: Arquitectonico

Tecnólogo, Bloguero. Community Manager, Fotógrafo 2.0. Investigador - Docente, Profesor Universitario. Arquitecto (1987) Máster Gestión de la Innovación (2007) Web darioalvarez.org Twitter @arquitectonico

Un comentario en “Zapatillas y rascacielos en El Viajero ::: Nueva York”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .